Necrológicas

Hoy se presentaría la querella del Obispado por ultraje a culto

Mientras tanto, para el miércoles 13 de febrero
se fijó la misa de desagravio.

Por La Prensa Austral viernes 18 de enero del 2013

Compartir esta noticia
23
Visitas


Finalmente el miércoles 13 de febrero será la fecha escogida por el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres, para celebrar la misa de desagravio con la que se pretende reparar la profanación de que fue objeto la iglesia Catedral el pasado domingo 13.

Esta eucaristía coincide justo con el día en que se celebra el Miércoles de Ceniza (que da inicio a la Cuaresma de preparación para la Pascua), y en la cual tradicionalmente se realizan los gestos de renovación de los votos sacerdotales del clero diocesano. Por tal motivo, se piensa que esta fiesta elegida sería el minuto ideal en el cual hacer la debida reparación, con la presencia de todos los sacerdotes.

En relación a los serios daños y desmanes a los que se vio sometida la iglesia matriz magallánica, actualmente el Obispado prepara una querella criminal en contra de todos quienes resulten responsables. A cargo de ella se encontrarían los abogados Francisco Cárdenas y Juan Carlos Sharp.

Aun cuando el gobierno regional no ha actuado en primera instancia, se prevé que hoy ésta pueda ser presentada ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas. Aquí se configuraría un delito de ultraje a un culto de la República, ya que se impidió la realización de un culto válidamente establecido en el país, por lo que se trataría de un delito grave.

Por otro lado, aún el Obispado no está en condiciones de entregar un avalúo total de los destrozos y pérdidas registradas el pasado domingo, las cuales serían millonarias.

De hecho, ayer recién se recibió una primera cotización referida a la reparación del histórico altar de mármol del templo, que sufrió una seria trizadura de lado a lado. Dicho arreglo costaría 3 millones y medio de pesos, y el daño no permitiría reparación, al no tratarse de un corte recto sino que oblicuo, por tanto se plantearía eliminar más de 30 centímetros del mármol. Sin embargo, se espera recibir otros dos presupuestos de reparación, uno de ellos desde Santiago.