Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Incierta situación académica viven los 23 alumnos expulsados del Colegio Punta Arenas

Un grupo de apoderados se inclinaría por matricular a sus hijos en otro establecimiento educacional,
mientras que la otra parte podría insistir en la reintegración de los alumnos a través de un recurso de protección.

Por La Prensa Austral sábado 20 de agosto del 2011

Compartir esta noticia
36
Visitas


Ayer a las nueve de la mañana, los apoderados de los alumnos expulsados del Colegio Punta Arenas se reunieron con el seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, para conocer, tal como habían acordado, el resultado de las gestiones realizadas para reintegrar a sus hijos al establecimiento educacional.

La respuesta ya se presentía. El equipo jurídico de la secretaría regional ministerial de Educación (Secreduc) dialogó con la directora, Floridema Vera, sin obtener resultado favorable y fallando en el propósito de revertir la drástica decisión, que concluyó con la caducidad de matrícula para un grupo de alumnos que se “tomó” durante dos días el colegio particular subvencionado.

“Se conversó con ellos, pero no van a modificar la medida porque está amparada por el reglamento interno del establecimiento”, informó Muñoz.

La preocupación tanto de la autoridad como de los apoderados es la situación académica de la veintena de estudiantes que ayer cumplió cuatro días sin casa de estudio, lo que se traduce en pérdida de clases y contenidos.

Para el seremi, la incorporación de los alumnos en otro colegio no es un trámite fácil, debido al contexto por el que fueron expulsados y lo avanzado que va el año escolar; no obstante, adelantó que ha mantenido conversaciones con dos directores. La posibilidad más factible sería matricularlos en La Araucana, que si bien está orientado a un público mayor de 18 años, se permite que un 25 por ciento del alumnado sea menor. “Si se sobrepasa ese porcentaje, el ministerio tiene la facultad de autorizarlo, así que vamos a dar todas las facilidades para que los jóvenes puedan estudiar”, aseguró el seremi.

Recurso de protección

En tanto el abogado y apoderado del colegio, Héctor Urbina, dijo que anoche se reuniría con los papás de los alumnos para definir la posible presentación de un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones. “Sabemos que tenemos el derecho de presentar el recurso y que si lo ganamos los chicos se van a reintegrar al colegio, pero ¿Cuál va a ser el trato hacia nuestros hijos?”, cuestionó. La aprensión de los apoderados es sobre el ambiente en que tendrían que estudiar los jóvenes y las presiones que podrían sufrir.

Incluso, aseguran que hay algunos compañeros de los afectados que han decidido “auto expulsarse” debido a la situación que se vive en el recinto educacional.

Ante este escenario, una parte de los apoderados se inclinaría por matricular a sus hijos en otro establecimiento educacional, probablemente La Araucana; mientras que la otra parte podría insistir en la reintegración de los alumnos a través de la acción legal.

La situación personal de cada uno se iba a estudiar anoche, por lo que hoy se sabría cuántos apoderados recurrirán a la justicia.