Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Increparon a alcalde por la cantidad de entradas entregadas a concejales

Emilio Boccazzi afirmó que sus entradas las regalará a la Asociación de Profesores de Música.

Por La Prensa Austral martes 5 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
46
Visitas


Ad portas de una nueva versión del Festival Folclórico en la Patagonia -que se realizará entre el jueves y sábado próximo, en el gimnasio Fiscal de Punta Arenas-, nuevamente la polémica se hace presente, esta vez, por la cantidad de entradas que se le regalaron a los concejales.

El 23 de julio pasado, en sesión extraordinaria y en ausencia del alcalde Emilio Boccazzi (quien se encontraba de vacaciones), el pleno aprobó, por mayoría (con el voto en contra del concejal Andro Mimica), la propuesta de la Comisión de Cultura, que preside el concejal José Aguilante Mansilla (DC).

Dicha propuesta contemplaba el precio de las entradas y la cantidad de entradas que se entregarán al Concejo Municipal, que, en total, dispuso de 300 entradas gratuitas, destinadas a juntas de vecinos, adultos mayores, estudiantes de establecimientos educacionales de la Corporación Municipal y vecinos de más escasos recursos.

Además, se entregaron 30 entradas por día (jueves, viernes y sábado) a cada uno de los ocho concejales (90 para cada uno, es decir, 720 en total) y 60 para el alcalde Emilio Boccazzi para su libre disposición.

En la mañana de ayer el alcalde Emilio Boccazzi se reunió, en el edificio de la municipalidad, con los directores de los canales de televisión y radios locales que transmitirán el XXXIV Festival Folclórico en la Patagonia, con el fin de entregar detalles sobre la ubicación que tendrán cada uno en el gimnasio Fiscal de Punta Arenas, en esta oportunidad, frente al escenario.

Se trata de las radios Magallanes, Presidente Ibáñez, Polar, Pingüino, Signos y Soberanía, y los canales ITV en conjunto con TV Red. A ellos se sumará una radioemisora de Río Grande, según indicó el encargado de Comunicaciones y Relaciones Públicas del Festival, Víctor Low.

Cuando las entradas se agotaron para la primera y tercera (última) noche, el mismo día que se pusieron en venta (es decir, el viernes pasado), la alta demanda de los magallánicos para obtener una, provocó que una vecina -que en momentos en que el alcalde se dirigía a los medios de comunicación, se encontraba en el lugar-, increpara duramente al jefe comunal, por las entradas regaladas a los concejales.

Recriminación de vecina

El áspero diálogo entre el alcalde Boccazzi y la vecina Juana Gálvez, jubilada del Servicio de Salud Magallanes, incomodó sobre manera a la autoridad, quien hizo un llamado a cuidar un festival que es de todos los magallánicos.
A continuación, parte de lo que fue este intercambio de palabras entre el jefe comunal y la vecina:

-“¿No le da vergüenza señor alcalde?”
-(Emilio Boccazzi) “Conversémoslo, si quiere. No tengo ningún problema”.

-“Conversémoslo, ¿cuándo?”.
-(EB) “Ahora, pero sin cámaras”.

-“Ahhh, sin cámaras… Como quiera, yo ya pagué mis entradas. Eso es lo que me molesta”.
-(EB) “¿Pero qué le molesta, que yo les entregue entradas a los profesores de música?”.

-“¡No, no, no, no! Ahí (apuntando al cuadro colgado en la entrada del Palacio Montes, donde aparecen las fotografías de los miembros del Concejo Municipal) hay ocho personas y con usted, nueve. Diariamente les van a dar 30 entradas a cada uno de ustedes.
-(EB) “Yo le estoy diciendo señora, que voy a publicar a las personas a las que les voy a entregar esas entradas…”.

-“No vale la pena, no vale la pena”.
-(EB) “No vale la pena que usted venga y me …”.
-“Me nerva (sic) esta cuestión”.

Pidió colaboración a medios de comunicación

Dirigiéndose ya exclusivamente a los medios de comunicación presentes, el alcalde Boccazzi señaló, molesto: “Me hubiera gustado, también, que hubiésemos conversado respecto de la reunión que tuvimos recién con los medios de comunicación (televisivos y radiales que van a transmitir el Festival Folclórico en la Patagonia). Les estamos pidiendo que colaboremos, en conjunto, para este espectáculo. En algún momento, se ha planteado que el festival sea totalmente gratuito. El problema es que siempre se plantea con un escenario que es tremendamente escaso. Cuando traemos artistas de primer nivel para que, efectivamente, tenga atractivo dentro de la comunidad, lo que termina ocurriendo es que las entradas se acaban rápidamente. Yo no fui de los que determiné que se entregaran esta cantidad de entradas. Y les voy a entregar a los profesores de música y lo voy a hacer transparentemente”.

“Así es poco fácil hacer gestión. Lo que buscamos es hacer una fiesta, que no deberíamos hacerla nosotros. El Festival Folclórico en la Patagonia ya lo deberían asumir otras organizaciones. Pero cuando hay carencia en una ciudad para hacer una fiesta como ésta, tiene que ser el municipio el que dé la cara, incluso para responderle a la señora, que viene, obviamente, molesta, porque tuvo que pagar su entrada”, agregó el jefe comunal.

“Pero ocho mil pesos por una platea, en un espectáculo que tiene concentrado una cantidad importante de artistas, me parece que es un valor exiguo. O subimos los precios, definitivamente, y se nos va a decir que hacemos restar la posibilidad de que personas que no tienen los recursos para poder acceder a un gimnasio pequeño, con 1.500 ó 1.800 aposentadurías. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Se lo entregamos a los medios de comunicación para que ellos hagan la fiesta? ¿Se lo entregamos a la Sociedad Patagónica del Folclor?”, declaró Boccazzi, posteriormente.

Finalmente, la primera autoridad comunal puso de relieve la necesidad de contar con un espacio especialmente para recibir a gran cantidad de público.