Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Jefa de contabilidad: “El alcalde dio la instrucción de pagar flete de los buses”

El presidente de las Asociación de Funcionarios Municipales, Jorge González, manifestó que “nosotros no podemos pagar por las decisiones de los superiores”. Y agregó que el único responsable es la Municipalidad de Puerto Montt y que son ellos quienes tienen que responder.

Por La Prensa Austral miércoles 8 de junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
61
Visitas


Muy afectada por lo que está viviendo se retiró de la oficina del alcalde Vladimiro Mimica la jefa de contabilidad del municipio, María Elena Gallardo, quien, junto a un funcionario del departamento de Control, fue demandada por la Contraloría de Magallanes en un juicio de cuentas para restituir 51 millones de pesos pagados de más por el traslado de los buses amarillos desde Estados Unidos.

Se trata de una funcionaria de carrera que deberá responder por los montos no justificados tras cumplir una orden de su superior.

Al salir desde el edificio municipal fue contenida por sus compañeras de trabajo, quienes le entregaron su apoyo. Ella evitó dar entrevistas, pero sí conversó algunos momentos con La Prensa Austral para decir que sólo recibió una instrucción y que es una funcionaria que no debería estar involucrada en esta situación.

En aquello coincidieron los trabajadores que la acompañaron y también el presidente de los funcionarios municipales, Jorge González, quien manifestó que “nosotros no podemos pagar por las decisiones de los superiores”. Y agregó que el único responsable es la municipalidad de Puerto Montt y que son ellos quienes tienen que responder.

El dirigente agregó que los funcionarios han valorado la decisión del alcalde de no iniciar los sumarios ordenados por la Contraloría y asumir que la responsabilidad es propia.

“Cumplí con su instrucción”

A primera hora de ayer, antes que se produjera la reunión con Mimica, María Elena Gallardo le había enviado un emotivo correo electrónico al edil en el que se reflejaba la impotencia de esta funcionaria por tener que enfrentar un juicio de cuentas.

“Le planteo la inmensa preocupación y sufrimiento personal, además del menoscabo profesional, que difícilmente me será compensado, por el solo hecho de cumplir con su instrucción de pagar el servicio de flete por la donación de 10 autobuses escolares americanos reacondicionados”, dice el mail.

Y frente a la obligación de responder ante la Contraloría se pregunta “¿cómo hago frente a esta situación tan compleja y nunca vivida en todos estos años de trabajo esforzado?, porque debo decirle que soy una funcionaria muy sencilla, muy responsable, honrada y trabajadora”.

María Elena Gallardo le rogó al edil, mediante el mencionado correo, que “adopte las medidas que sean necesarias para restituir o justificar los fondos que según la Contraloría no correspondía fuesen cancelados y poder devolver en parte la tranquilidad laboral y personal”.