Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Joven odontólogo magallánico murió en trágico accidente en Concepción

Pese a que alcanzó a ser trasladado de urgencia al Hospital Guillermo Grant Benavente, las heridas sufridas por Fernando Javier González Soto fueron de tal gravedad que cerca de las 8 horas de la mañana de ayer dejó de existir en Concepción.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 27 de octubre del 2014

Compartir esta noticia
78
Visitas


Pese a que alcanzó a ser trasladado de urgencia al Hospital Guillermo Grant Benavente, las heridas sufridas por Fernando Javier González Soto fueron de tal gravedad que cerca de las 8 horas de la mañana de ayer dejó de existir en Concepción.
Este magallánico, de 28 años, ex alumno del Liceo Juan Bautista Contardi de Punta Arenas, protagonizó un violento accidente de tránsito en el centro de la ciudad penquista. Egresado de la Facultad de Odontología de la Universidad de Concepción, trabajaba en Los Angeles.
La tragedia automovilística se desató a las 7,40 horas de este domingo, cuando en la intersección de Avenida Los Carrera con calle Prat, frente a la sede de la Universidad Santo Tomás, se produjo la colisión entre el vehículo Chevrolet que guiaba González Soto y un bus de la empresa Pehuén que se dirigía al Aeropuerto Internacional Carriel Sur, trasladando a la Selección de Italia que participó en un Campeonato de Futsal.
El automóvil recibió de lleno la fuerza del impacto en su lado izquierdo, lo que deformó el habitáculo donde viajaba su único ocupante.
Al lugar se trasladaron los equipos de emergencia, tras lo cual Fernández Soto fue llevado al Servicio de Urgencias del Hospital Regional, donde minutos más tarde dejó de existir debido a las complejas heridas sufridas.
Investigación policial
En el sitio del suceso se constituyó personal de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat) de Carabineros, con la misión de efectuar las primeras diligencias y pericias tendientes a establecer la dinámica y responsabilidades del accidente.
Al respecto, el capitán de la Siat, Boris Yáñez señaló a los medios de prensa de Concepción: “El conductor venía bajo los efectos del alcohol en un grado no determinado, lo que se establecerá con el informe que emane el Servicio Médico Legal. Pero a su vez también pudimos establecer en el sitio del suceso que el conductor del bus también lo hacía bajo los efectos del alcohol al momento del accidente”, remarcó.
Pesar contardiano
La noticia caló hondo en las redes sociales, especialmente entre quienes fueron compañeros de curso en el Liceo Juan Bautista Contardi, específicamente de la promoción egresada del 2003, del cuarto medio C, al que pertenecía el profesional de la salud.
“Teníamos una ‘patota’ muy unida, Fernando era una muy buena persona que se caracterizaba por su alegría y principalmente por su solidaridad. Lo sentí mucho cuando me enteré esta mañana, algunos compañeros ya se han contactado entre sí dando a conocer la lamentable noticia”, señaló Víctor Low Concha, ex compañero de González.
En torno a la solidaridad manifestada por Low, aquello quedó plasmado en una nota publicada en el diario digital Crónica de Concepción en 2009, donde se hacía alusión al internado clínico asistencial que realizó Fernández junto a otro compañero de carrera en la comuna de Arauco, donde no sólo se desempeñó en el Hospital San Vicente sino que también llevó su trabajo a jardines infantiles, escuelas, liceos e incluso al Centro de Detención Preventiva de Arauco.
El dolor del padre
A las 20,15 horas de ayer, La Prensa Austral tomó contacto con Fernando Alfonso González Hernández, padre del joven magallánico, quien realizaba los trámites en el Servicio Médico Legal de Concepción para proceder a retirar los restos.
“Tenemos destrozado el corazón como familia, estamos devastados por esta tragedia”, confidenció el desconsolado papá.
El progenitor fue funcionario del Ejército en Punta Arenas y hace poco se había acogido a retiro tras prestar servicios en el Regimiento Logístico, por lo que recientemente se radicó en Puerto Montt junto a su esposa, considerando que su hijo mayor, Fernando, odontólogo, se estableció en Los Angeles, y su hija menor, Natalia, se trasladó a vivir a Chiloé.
El papá relató entre sollozos a este diario, que su hijo tenía sus amigos en Punta Arenas, al recordar que parte de su enseñanza básica la cursó en la Escuela La Milagrosa y que el resto de dicho nivel y la media la terminó en el Liceo Juan Bautista Contardi.
Anoche, como familia, decidirían si los restos serían sepultados en Los Angeles, Región del Bío Bío, o bien serían trasladados a la ciudad de Puerto Montt.