Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Juez de Familia ordenó que los tres niños vuelvan con sus padres adoptivos

Matrimonio que recibió en adopción a los tres hermanos de 4, 5 y 8 años, compareció ante el Tribunal.

Por La Prensa Austral miércoles 28 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
252
Visitas


El Juzgado de Familia ordenó que los tres niños protagonistas de una singular y triste historia vuelvan con sus padres adoptivos, lo que implicará, además, poner en marcha un proceso reparatorio respecto de éstos que a estas alturas presentan un severo daño psicológico.

La resolución se adoptó ayer en una audiencia judicial de carácter reservada que se extendió por más de una hora y que presidió el juez de Familia de Punta Arenas, Oscar Pérez Oyarce. A las 10,30 horas ingresaron a la sala Nº2 los padres adoptivos y los abogados del Servicio Nacional de Menores, Hogar Horacio Sibillo y del Programa de Colocación Familiar “Nazareth”. No se permitió el acceso de la abuela materna biológica, Alicia Núñez Fuentealba, ni menos de la madre biológica, Liliana Levipichún Núñez.

Los menores de 4, 5 y 8 años habían sido entregados en adopción a comienzos de 2008 a un matrimonio radicado en la zona (el padre es funcionario de la Armada), sin embargo transcurrido alrededor de 3 años la pareja renunció a este derecho, devolviendo al Sename los niños, tras lo cual el Juzgado de Familia decretó la internación de los dos más pequeños en el Hogar Horacio Sibillo, mientras que la niña mayor fue ingresada a un Programa de Colocación Familiar.

Previo a la audiencia judicial de ayer donde se resolvió el futuro de los menores, la abuela biológica Alicia Núñez, quien procura recuperar a sus tres nietos, sostuvo un breve diálogo con el padre adoptivo quien le habría dado a entender las razones por las que había renunciado a la adopción.

Respeto del interés manifestado por la abuela materna de recuperar a los niños, una fuente del Sename aclaró que al momento de concretarse un proceso de adopción, la familia biológica pierde todas las atribuciones, al desaparecer la filiación de los menores.

Frente a este escenario, el juez de Familia optó por privilegiar el bienestar de los niños y ordenó que éstos volvieran con sus padres legales (los adoptivos), ante lo cual al matrimonio no le quedará otra alternativa que acatar el mandato judicial.

No obstante, trascendió que en plena audiencia los padres habrían reconsiderado su decisión aceptando retomar los cuidados de los tres hermanos.

Y es que en este caso el Tribunal se enfrentaba a una verdadera disyuntiva, pues ameritaba abrir una causa por un “segundo abandono” respecto de los mismos niños que había entregado en adopción el año 2008.

Pese a esta resolución judicial, la abuela y madre biológica están decididas a agotar todos los recursos para recuperar a los tres niños.