Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

La relación entre la poesía y la medicina

“La poesía es parte de la terapia de nuestros pacientes”, afirmó el médico escritor Claudio Urrea Robin, al celebrarse hoy el Día Internacional del Médico.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 3 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
92
Visitas


“La poesía es parte de la terapia de nuestros pacientes”, afirmó el médico escritor Claudio Urrea Robin, al celebrarse hoy el Día Internacional del Médico.

– ¿Desde cuándo escribe poesía?

– “Escribo desde niño, pero hablando seriamente aún no lo hago, lo veo más bien como una manera oxigenada de superar la vida”.
– ¿Por qué le gusta la poesía?

– “Porque la poesía lleva implícito un mensaje encerrado, que si el lector lo atrapa como algo propio, disfruta con el placer del acto de amar, logrando así la comunicación entre humanos a nivel de las estrellas”.

– ¿Cuáles son sus poetas favoritos?

– “De los de renombre nacional: Neruda, Huidobro y Tellier; en el ámbito magallánico, los poetas líricos, Rolando Cárdenas y Marino Muñoz Lagos; y bueno también incluyo a la mayoría de mis amigos del grupo literario Sueños como Catherine Fieldhouse, Laura Caballero, Valerio González, Luis Weinstein, Víctor Molina, Enrique Escobar, Carlos Alegría por nombrar sólo algunos”.

– ¿Qué le regala la poesía?

– “La poesía me regala una ventana, un sentido de amistad, un juego de expresión, una paleta de colores”.

– ¿Comparte esta pasión con otros colegas?

– “Sí, por supuesto, los médicos escritores de Chile hemos formado el grupo Sueños, que nace el año 1999 impulsado por el Dr. Juan Villalobos de Rancagua. Nos reunimos anualmente en encuentros literarios en distintas regiones del país, buscando leer, escuchar y ver de nuevo a los amigos. El grupo Sueños cuenta además con la edición de una revista llamada Insomnio, que publica cuentos y poemas”.

– ¿En qué se relaciona la poesía y la medicina?

-“Todo está relacionado. Podemos hacer poesía sin escribirla ni leerla, sino también con cada acto sensible, sencillo y de amor conscientemente compartido; de forma que la poesía es parte de la terapia de nuestros pacientes y ellos están abiertos y receptivos para sentir nuestras creaciones”.

-¿Qué valores necesita la sociedad actual?

-“Educarnos. Aprender sin medios de los demás, de las diferencias, de los problemas y errores, intentando de nuevo en positivo ser como esperamos que sea el otro, unirnos en diversidad, amarnos mucho, reír, vivir la poesía, aprender a esperar, no anestesiarnos no estimularnos con sustancias o consumismos. Abrir los ojos ante lo sencillo, ante la conversación y el saludo que nos regala la gente del pueblo”.

-¿Cuál sería su mensaje final?

– “Creo que en Magallanes, he vislumbrado apenas algo de lo que intuyo ilimitado…Apreciar los antitético juegos de luces y sombras provocados por las majestuosas nubes que atraviesan vastas extensiones, circulando junto al estrecho sobre un mar que de tan azul y luminoso pareciera una quimera o un sueño de belleza irreal e inmoderada. He podido ver barcos varados en la playa, dormidos en su propio sueño ferruginoso. He caminado cerros cubiertos por las expresivas formas por las lengas y ñirres, recortándose sobre el cielo intachable de la mañana.

“Pienso en Punta Arenas, el mar, las nubes, el cielo y lo último que pasa por mi cabeza es que éstas puedan ser palabras utópicas o desgastadas, porque este mar y estas nubes y este cielo las hace nuevas, afilada como la hoja de un cuchillo que se desenvaina y brilla con descaro frente al cementerio de las metáforas gastadas y las palabras muertas”.