Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

La restauración de las áreas afectadas por el fuego será una de las primeras tareas de superintendente

Personero se abocará a confeccionar una planificación a largo plazo del recinto.

Por La Prensa Austral jueves 11 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
57
Visitas


El superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, Federico Hechenleitner Carrasco, asumió el lunes el recién creado cargo, donde deberá elaborar una planificación de desarrollo a largo plazo del recinto, y en una primera etapa, enfrentar las tareas de restauración de las áreas afectadas por el incendio.

Ayer fue presentado a los medios de comunicación en el Parque Nacional, por parte de la gerenta de desarrollo de las personas de Conaf, Fabiola González, quien manifestó que la contratación de Hechenleitner constituye “un avance considerable dentro del programa de mejoramiento de la gestión”.

Planteó que tendrá un rol de coordinador al interior del Parque y que “apoyará la gestión externa, no dejando de lado los aspectos administrativos”.

En tanto Federico Hechenleitner manifestó que era un desafío asumir el cargo recién creado, donde buscará reforzar algunas áreas en la actividades operacionales.

Hechenleitner, es punta-renense, estudió ingeniería forestal en la Universidad de Chile, y ha trabajado 25 años en el área forestal, 20 de ellos manejando bosques de lenga.

Por ello tiene experiencia de trabajo en zonas aisladas, con equipos conformados por más de cien personas y en el manejo de recursos naturales.

Entre sus primeras acciones estará conocer el parque nacional y toponimia; interiorizarse de su funcionamiento, y dentro de ello, de las relaciones que existe con los concesionarios, turistas y comunidad. Además las relaciones que existen a nivel regional, nacional e internacional, dado por el hermanamiento con otros parques nacionales en el mundo.

Tras conocer su actual funcionamiento del recinto, indicó “vamos a generar una planificación estratégica a largo plazo, para imaginarnos cómo será el parque en 10 ó 20 años más y comenzar a trabajar en ello”.

Con respecto a las tareas de restauración de los bosques destruidos por el último incendio, y en lo que ya se encuentra trabajando la Conaf, expresó que “allí hay un punto álgido, porque restaurar un parque como éste, con este medio ambiente, no será fácil, ni tampoco hay algo parecido, ni mucha experiencia en el pasado. Por ello va a ser uno de los temas más relevantes en el comienzo de mi gestión, por lo menos”.