Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Ladrones huyeron con $15 millones tras audaz robo a caja fuerte de distribuidora

Propietarios de la empresa afectada lamentaron la lentitud con la que la policía ha llevado adelante las pesquisas,
llegando incluso a ofrecer una recompensa a quien entregue algún antecedente que lleve a dar con los autores del robo.

Por La Prensa Austral martes 1 de julio del 2014

Compartir esta noticia
108
Visitas


“Esto ocurrió entre la noche del miércoles o la madrugada del jueves, y todavía no dan una orden de investigar, a estas alturas los ladrones ya se han gastado la plata, nos parece impresentable”, señaló ayer a La Prensa Austral, Alejandro Barrientos Matiacha, uno de los propietarios de la distribuidora MGO Market, que el pasado 19 de junio descubrió que habían sido víctimas de un millonario robo.
Con 15 millones de pesos en dinero efectivo huyeron los desconocidos que ingresaron a las oficinas de la distribuidora y local comercial ubicado en calle Jorge Montt Nº594, esquina Mejicana, en el barrio Croata. Para consumar el robo los delincuentes accedieron al segundo piso del inmueble, donde se ubica la oficina de gerencia, procediendo a abrir una caja fuerte para luego sustraer el botín, dinero de la recaudación de una semana de ventas del establecimiento y de una sucursal.
Lo que siembra dudas y despierta sospechas en los socios afectados es que el local cuenta con cámaras de vigilancia y sensores de movimiento, implementos de seguridad que estaban habilitados y que sólo funcionaron parcialmente.
Así lo reconoce Barrientos, quien aseguró que han revisado en repetidas oportunidades los videos captados por las cámaras de vigilancia, sin embargo no quedaron registros de los autores del atraco, e incluso explicó que los ladrones se dieron el tiempo de robar el computador que controla las cámaras, intentando borrar rastros de su actuar, aunque los videos quedaron respaldados en un disco duro externo.
Barrientos explicó además que en su desesperación por conocer el “modus operandi” utilizado por los ladrones, han revisado techumbre y entretechos, ventanas o eventuales boquetes que pudieran haber usado, sin embargo, no han podido dar con rastro alguno de la vía de acceso.
Investigación policial
Constatado el delito, cerca de las 9 horas del jueves de la semana pasada, Barrientos dio cuenta a la PDI de lo ocurrido, iniciándose las diligencias policiales para dar con los autores del hecho.
Los detectives procedieron a la recopilación de antecedentes, incluso entrevistaron a los trabajadores de la empresa afectada, para derivar dichos antecedentes a la Fiscalía a fin de disponer su seguimiento.
“No puede haber pasado casi una semana y que no se haya dado una orden de investigar, la PDI dice que no se han instruido diligencias y en la Fiscalía nos dicen que todavía los antecedentes no son derivados a ningún fiscal, entonces ¿qué nos queda?, ¿seguir esperando?, hemos entregado toda la información que tenemos y lo único que queremos es que se haga algo”, reclamó el denunciante.
De acuerdo a los primeros antecedentes recabados, los antisociales habrían ingresado por uno de los accesos del local, cuyo sensor de movimiento se activó y fue destruido, no obstante habrían evitado los demás dispositivos. Luego, se dirigieron a la oficina gerencial donde se apropiaron de la llave de la caja fuerte, la que permanecía guardada en la misma dependencia, y una vez abierta fue desvalijada, huyendo presumiblemente por el mismo lugar que había sido vulnerado.
Señalaron que durante los nueve meses que llevan funcionando, nunca habían sido víctima de un hecho de esta naturaleza, siendo este uno de los motivos por los que no cuentan con seguros comprometidos. Añadió que el delito los ha llevado a una suerte de “paranoia” lo que les hace sospechar de cualquier persona o situación con características fuera de lo común.
Finalmente, Barrientos Matiacha ofreció una “generosa recompensa” a quien entregue datos fidedignos que puedan llevar al o a los autores del robo, para lo que entregó el teléfono de contacto 2228693. “Sabemos que existen muy escasas posibilidades de recuperar el dinero, pero queremos tener la tranquilidad que el que lo hizo sea detenido y explique cómo entró, para evitar que nos pase otra vez”, concluyó.