Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Llaman a poner fin a drama de portuarios

Iniciativa legal buscaría que se les pague lo mismo en todo el país y que pudieran pensionarse en condiciones más dignas.

Por La Prensa Austral viernes 6 de mayo del 2011

Compartir esta noticia
13
Visitas


“No puede ser que una persona sobre 60 años siga trabajando en el puerto, yo me encontré en Punta Arenas con un estibador de 77 años trabajando, cuando el puerto es una de las labores más peligrosas que existen, en la que tus reflejos son tu seguridad”.

Así lo señaló Juan Díaz Eshima, coordinador nacional de la Unión de los Trabajadores Portuarios de Chile, a su paso por la región, a la que vino tras asumir un compromiso, luego que en Valparaíso los dirigentes del sector se reunieran a definir las prioridades más urgentes para los puertos. Estas serían tres: las licitaciones de los frentes de atraque a lo largo de Chile, proceso que incluye a Punta Arenas; la Ley de Puertos, que privatizó los puertos durante el período de la Concertación y mantiene una deuda histórica hacia los trabajadores; y un tarifario único para todo Chile.

A propósito del último punto, Díaz ha visto con sorpresa que las mismas empresas que contratan a nivel nacional a trabajadores eventuales por turnos diarios de siete horas, aquí en Punta Arenas les pagan un menor valor -5 mil a 6 mil pesos por turno-. A ello se suma el desmedro de que el clima en esta región hace que la faena sea más peligrosa que en el resto del país (por el viento, la escarcha y la lluvia).

A lo largo de Chile, el 90 por ciento de los trabajadores son eventuales, por ende sólo un 10 por ciento posee sueldo mensual, tiene derecho a negociación colectiva, a préstamos y a educar a sus hijos, en tanto “los eventuales perdimos ese derecho, porque no podemos tener compromisos con financieras, instituciones o cajas”.

Avances
Los tres puntos expuestos los llevaron a trabajar desde noviembre una iniciativa legal, siendo esta inquietud acogida por Carlos Bianchi, quien gestionó con los senadores aprobar este proyecto el 1 de marzo de 2011, en base a tener una sola negociación nacional en las licitaciones y una protección social del trabajador con un énfasis más en pensiones administrativas que en una indemnización al jubilarse. Paralelamente buscan el apoyo de los diputados de las ciudades puerto para apoyar esto y fiscalizarlo de modo que sea un proceso totalmente transparente. De aprobarse, ello implicaría que ningún trabajador de más de 55 años debería estar laborando en esta faena pesada.

En seguridad social, se hablaría de que pudieran pensionarse con dos sueldos mínimos más en un tercero en un proceso de dos años, que es lo mismo que se entregó al puerto de Arica cuando se licitó. A diferencia de la compra de 12 mil millones de dólares hecha por el gobierno para ayudar a los exportadores, planteó: “no gasten 12 mil millones de dólares con nosotros, gasten sólo mil millones y a toda la clase trabajadora la dejan conforme de darle por derecho lo que le corresponde, estamos hablando de una deuda histórica”.

A mitad de mes harán un encuentro con todos los trabajadores portuarios de Chile en Coquimbo y en la medida que no tengan una respuesta satisfactoria podrían hacer un paro nacional.