Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Los fanáticos del Animé usaron sus poderes para pedir colaboración

La idea surgió de repente y sin tiempo para planificarla. Pero dos alcancías y mucho entusiasmo bastaron para que “Naruto” y “Konata” motivaran a la comunidad. Aficionados a la animación japonesa, Adriana Barrientos, alumna de octavo básico de la Escuela Arturo Prat gestó la idea, y junto a Arman Almonacid, de tercero básico en la Escuela Pedro Pablo Lemaitre y Lidith Mansilla, fueron a buscar alcancías para ayudar.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 25 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
203
Visitas


La idea surgió de repente y sin tiempo para planificarla. Pero dos alcancías y mucho entusiasmo bastaron para que “Naruto” y “Konata” motivaran a la comunidad. Aficionados a la animación japonesa, Adriana Barrientos, alumna de octavo básico de la Escuela Arturo Prat gestó la idea, y junto a Arman Almonacid, de tercero básico en la Escuela Pedro Pablo Lemaitre y Lidith Mansilla, fueron a buscar alcancías para ayudar.

Partieron en calle Zenteno y en Enrique Abello con Avenida Bulnes se instalaron, Arman Almonacid con su traje de “Naruto” y Lidith Mansilla como “Konata”, con una llamativa peluca azul. Los acompañaba Roberto Loaiza, del Great Team Onizuka, grupo que organiza eventos de Animé, videojuegos, películas y series relacionadas a la animación japonesa.

“Partimos a las 11 de la mañana, fuimos a buscar las alcancías y ya llevamos un tarro lleno”, contó “Konata”, cerca de las 18 horas. Un rato después, la misión de estos fanáticos de la cultura nipona ya estaba cumplida y fueron hasta el Centro de Rehabilitación Cruz del Sur para entregar sus aportes.