Necrológicas

“Los transportistas regionales hemos tocado fondo”

Gremio solicita al gobierno urgente subsidio directo y una rebaja significativa en el cobro del desplazamiento hacia el continente, a la empresa Navimag. “De lo contrario, este negocio está liquidado”, afirmó el dirigente.

Por La Prensa Austral jueves 10 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
113
Visitas


Un descarnado análisis a la situación actual por la que atraviesan los transportistas de carga en Magallanes efectuó el presidente de la Asociación Gremial de Dueños de Camiones de Magallanes (Asoducam), Miguel Angel Cárdenas Salazar, reelegido en agosto pasado, por tres años más, y desde fines de septiembre, director nacional de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile (CNDC) y encargado de los temas de tránsito internacional.

“La crisis que está viviendo hoy el transporte regional es que ha tocado fondo en cuanto al transporte de carga que se realiza entre Punta Arenas-Santiago y viceversa”, señaló.

“Nunca en Chile, en ningún gobierno, han existido políticas públicas nacionales e internacionales que regulen esta temática del transporte, a diferencia de Argentina, Perú y Brasil, que son verdaderos monstruos en lo que a políticas públicas de transporte se refiere”, agregó.

“¿Por qué hemos tocado fondo los transportistas de Magallanes? Porque no tenemos una conectividad real. Se dice que tenemos un barco comercial (Navimag), que hace la ruta Puerto Montt-Puerto Natales y viceversa, pero no nos olvidemos que es una empresa que partió, en 1979, luego de ganar la licitación, con el propósito de ser un bien común para la región y todos sus habitantes de este extremo austral. Lamentablemente hoy día los precios que maneja esta empresa hacen imposible que algún transportista pueda siquiera pensar en subirse a esta nave.

Estamos hablando de precios exorbitantes de un millón, un millón y medio de pesos”, explicó.

Al respecto, Cárdenas señaló que actualmente Navimag, subsidiada por el Estado en $24 millones al mes, cobra $60.997 al contado, por metro lineal y $62.827 a crédito. “Y un camión, en promedio, mide 20 metros y 50 centímetros”.

Por lo mismo, afirmó que el gremio está en conversaciones con ejecutivos de Navimag para que consideren la posibilidad de realizar una rebaja considerable a todos los transportistas de Magallanes, no sólo la asociación gremial.

Supuesta xenofobia
“El Estado, que tiene un compromiso con los habitantes de nuestra región, en cuanto a entregar una conectividad real a nuestro país, que lo concrete. Porque hoy día, lo que estamos haciendo es viajar por Argentina. Y viajar por Argentina es un tema complicado, por lo angustiante que significa ese periplo, debido a los diferentes y antojadizos criterios que tienen en cada provincia, por tener que viajar los 2.200 kilómetros que significan Punta Arenas-Osorno, tener que andar los 900 kilómetros Osorno-Santiago y tener que pasar por un paso perverso, como Cardenal Samoré, que se ha puesto perverso por lo discriminatorio, vejatorio y xenofóbico contra el transportista chileno. Hoy día el funcionario aduanero argentino se pone mascarilla no por las cenizas del volcán, sino para no sentir el olor de chilenos. Tal es así que los muchachos hace días atrás han paralizado Cardenal Samoré, porque es demasiado la xenofobia”, aseguró.

Al respecto, el diario El Mercurio informó que el domingo pasado, 47 camiones chilenos procedente de Coihaique y Punta Arenas bloquearon el tránsito entre las aduanas de Chile y Argentina, en dicho paso fronterizo (a la altura de Osorno, en la Región de Los Lagos), en protesta por los presuntos malos tratos por parte del personal de aduana argentino. Uno de los dirigentes de los transportistas del sur de nuestro país culpó al alcalde de Villa La Angostura, Ricardo Alonso, de no querer que los chilenos pasen por ahí.
Cárdenas añadió que generalmente sólo se toma en cuenta el precio del petróleo, que implica el 40% del costo general de la operación para un transportista de carga. Sin embargo, se pierde de vista los costos fijos y variables. En el primer caso están los sueldos, permisos de circulación, seguros nacionales e internacionales, que equivalen a $113 por kilómetro.

En cuanto a los costos variables, como el mantenimiento del camión (neumáticos, freno, rodamiento, etc.), éstos equivalen a $240 por kilómetro.

“Si sumamos los costos fijos y los costos variables, todos los transportistas que están haciendo la ruta Punta Arenas-Santiago están perdiendo plata, salvo los grandes operadores logísticos, que son empresas de Santiago que han llegado a Magallanes prácticamente a adueñarse de los trabajos más importantes, sin que nosotros podamos defendernos, debido a que los precios que manejan, lo hacen desde Santiago, a otro nivel”, aseguró Cárdenas.

Soluciones
El presidente de Asuducam sostuvo que, a su juicio, la solución de tal situación pasa por, además del cobro de un precio rebajado a los transportistas de carga por parte de Navimag, la tramitación de un subsidio directo al transportista de carga de Magallanes, con residencia en la zona por más de tres años, certificada por Carabineros. Al respecto, indicó que el gremio está trabajando el tema con el secretario regional ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, Gustavo Faraldo, la subsecretaria del ramo, Gloria Hutt; el diputado Miodrag Marinovic y el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet.

Cárdenas agregó que los generadores de carga de Magallanes “dejen de engañar a la ciudadanía, diciendo que suben (de precio) los productos, porque suben los fletes. El precio de los fletes se mantienen exactamente igual desde hace tres años. Entonces, cuando los ciudadanos van a comprar un remedio, le dicen que como subió el petróleo, subió el remedio. Deberían mostrar la facturación del transportista para que verifiquen que subió el valor del flete. El transportista sigue cobrando el mismo valor desde hace tres años. Entonces, ¿cuál es el motivo de esa falacia, de decirle a la comunidad de Punta Arenas que subió el pan, el arroz, los remedios, que subió todo, cuando eso es una mentira?”.

“Si estos tres puntos de la mano no tienen una solución real, este negocio está liquidado, el transporte de Magallanes simplemente va a sucumbir, porque hoy día ha tocado fondo. Ya hoy día, los muchachos no pueden hacer sus viajes en forma normal, porque se están comiendo el camión con rueda y todo”, agregó el dirigente de los dueños de camiones.

Respecto de los supuestos malos tratos que han denunciado los dueños de camiones y choferes chilenos que han debido cruzar por el paso fronterizo argentino Cardenal Samoré, Cárdenas, en su calidad de director nacional de la CNDC, informó que recurrirán a Cancillería para que intervenga.

Finalmente, el presidente de Asoducam sostuvo que exigirán al gobierno que elimine el impuesto específico a los transportistas de carga y que le reporta al Estado 2 mil millones de dólares. El acuerdo con el gobierno vence el próximo 30 de noviembre, por lo cual Cárdenas viajó ayer a Santiago.

“Hoy día los camioneros somos los únicos que pagamos en Chile dualidad en cuanto al pago de impuestos específicos. Pagamos impuesto específico para la mantención de las carreteras y, a la vez, al concesionario de éstas. Ese impuesto debe eliminarse ya, porque no tiene ninguna justificación. No lo pagan ni las empresas energéticas ni las mineras. Si el gobierno quiere cobrar impuestos específicos, que lo haga a las empresas que realmente ganan dinero, como las energéticas, las mineras y de la construcción ”, sostuvo.