Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Madre de niña atropellada: “Traje a mi hija a crecer a Punta Arenas porque era una ciudad más segura”

Estudiante de siete años permanece
en riesgo vital, en la Uci Pediátrica
del Hospital Clínico.

Por La Prensa Austral jueves 24 de enero del 2013

Compartir esta noticia
585
Visitas


Pasadas las 20 horas del martes, una menor de 7 años, identificada como Alejandra Pineda Barría, fue violentamente impactada por una minivan en el sector sur de la ciudad de Punta Arenas, siendo trasladada de emergencia hasta el Hospital Clínico donde permanece con riesgo vital al interior de la Uci Pediátrica a la espera de recuperarse de sus lesiones y severas contusiones craneales producto del atropello.

La madre de la menor, Mariela Barría Vega, relató consternada a La Prensa Austral que llegaron hace un año a Punta Arenas porque consideraron que era una ciudad segura.

“Recién tenemos un año en la ciudad. Traje a mi hija a Punta Arenas porque era una ciudad más segura”, detallando que por largos años vivió en Valparaíso donde formó su familia. Pero, decidió viajar hasta la capital regional junto a sus dos hijas, Alejandra y Alina (9), para darles una mejor educación y calor de hogar en tierras magallánicas.

“Ella está con riesgo vital y sólo depende de un milagro. No tiene ninguna fractura que ya es una tranquilidad. No podemos pedir más. Sólo queda esperar y que salga adelante mi niña”, fueron las palabras de la mujer tras explicar que, producto del violento impacto que recibió a pocos metros de su hogar ubicado en avenida José Martínez de Aldunate 3235, en el hospital le pusieron un drenaje en su cabeza.

“Debemos esperar 72 horas a ver cómo evoluciona. Antes no se puede hacer nada”, dijo y acotó también que le han sido practicados todos los exámenes posibles y se le administran antibióticos y anti inflamatorios.

En la sala de espera de la Uci Pediátrica donde está internada la menor, en el 2º piso del centro asistencial, la mujer destacó la oportuna acción del personal del Samu. “Fue muy rápida su llegada, no tardaron ni cinco minutos y, por eso, se salvó mi hija. Si se hubieran tardado un minuto más, ella no estaría con vida porque estaba muy mal”, destacó y recordó los momentos en que la estudiante de segundo básico de la escuela Bernardo O’Higgins fuera atropellada y arrastrada por el vehículo.

Con respecto al conductor de la minivan, la mujer señaló que en horas de la tarde de ayer esta persona tuvo la hidalguía de pedir disculpas. “El caballero se acercó a mí y toda la familia y estaba muy preocupado”, dijo y señaló que, tras una conversación sobre los hechos y poniendo en primer lugar la recuperación de la menor, ambas partes quedaron en buenos términos esperando que pronto puedan verla fuera del centro hospitalario.

Seguía a su hermanita

Sobre lo sucedido, Mariela comentó acongojada: “Mi niña salió de la casa atrás de su hermana y no la alcancé a detener. Ahí fue cuando todo pasó”, y mostró su indignación por los conductores inconcientes que utilizan la avenida como pista de carreras. “Ayer (anteayer) después que se fueron los Carabineros ya había gente corriendo”, advirtió.

Finalmente la mujer agradeció todo el apoyo que ha recibido por parte de familiares y amigos, ex compañeros de trabajo y las familias de los compañeros de curso y apoderados de la escuela Bernardo O’Higgins.