Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Madre trasplantada presenta recurso de protección en contra de Isapre Cruz Blanca

Marcela Jara padece una necrosis avascular de cadera bilateral secundaria, por lo que deberá ser intervenida nuevamente.

Por La Prensa Austral miércoles 22 de octubre del 2014

Compartir esta noticia
32
Visitas


En medio de la batalla que ha debido enfrentar para poder recuperar su salud, Marcela Jara Sierpe, madre magallánica que recibió un trasplante de riñón, interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones en contra de la Isapre Cruz Blanca a la cual está afiliada, acusando un cambio de prestador no informado, ni justificado lo que pondría en grave riesgo su salud.

De acuerdo con el documento legal elaborado por el abogado Robinson Quelín, Marcela Jara padece una necrosis avascular de cadera bilateral secundaria, producto del uso de corticoides prescriptos por el trasplante renal realizado en enero de 2013. “Actualmente y según el informe médico, es una paciente de alto riesgo médico-quirúrgico que requiere de artrosplastía de cadera por dolor invalidante que la tiene postrada en silla de ruedas, a sus 38 años de edad”, señala el texto legal.

Agrega que el informe médico del que se hace referencia, de fecha 1 de octubre de 2014, aconseja realizar su cirugía en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica, atendida la alta complejidad de la misma, y debido a que el equipo medico especializado que ya se encuentra tratándola pertenece a ese recinto asistencial.

“Sin fundamento, ni justificación alguna, la Isapre recurrida se ha negado a que mi favorecida sea intervenida quirúrgicamente en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde ha sido atendida por un equipo médico especializado, desde hace larga data, sumado al alto reconocimiento de gravedad y complejidad en el tratamiento de la patología que la afecta, y además por mantener todos sus antecedentes en posesión del equipo médico que la atiende desde que se le detectó la patología catastrófica”, explica el libelo.

En la presentación alegaron que en la práctica, la intención de la Isapre, en orden a no otorgar cobertura de atención de Caec (Cobertura adicional de enfermedades catastróficas) en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y de poner una serie de “trabas” para que la intervención quirúrgica se realice, constituye un acto ilegal y arbitrario, que perturba el libre ejercicio de garantías fundamentales amparadas por la Constitución.

En el recurso judicial se sostiene que este hecho “amenazaría gravemente su integridad física, y psicológica en cuanto además genera incertidumbre sobre la cobertura, tratamiento, y desenlace de la intervención calificada de alto riesgo por el médico que informa, y que recomienda que la recurrente sea intervenida en dicho centro asistencial por contar aquél con el equipo médico especializado, además ser paciente de larga data en dicho centro asistencial”.

El abogado patrocinante indica que en ningún momento su representada fue informada de que no podría ser intervenida quirúrgicamente en dicho recinto, menos aún cuando el médico tratante había emitido una orden y/o solicitud de hospitalización de la paciente. Considera que es de tal magnitud la arbitrariedad de la Isapre que ni siquiera el médico especialista que firma la solicitud de hospitalización estaba enterado de la negativa de la institución.