Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Magallánica trasplantada de hígado: “Estoy muy bien y sigo aquí gracias a las oraciones de todos”

La paciente fue dada de alta el pasado 25 de octubre.

Por La Prensa Austral martes 6 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
20
Visitas


Agradeciendo las infinitas muestras de apoyo y oraciones de la comunidad, luego de ser dada de alta del Hospital Clínico de la Universidad Católica hace algunos días, Marisel Márquez Almonacid, de 34 años, la mujer magallánica trasplantada de hígado a comienzos de octubre, deberá continuar en Santiago su proceso de recuperación y esperar al menos seis meses más antes de volver a su hogar en Punta Arenas.

“Estoy muy bien y sigo aquí gracias a las oraciones de todos”, fueron las palabras que Marisel expresó a La Prensa Austral mediante un contacto telefónico en donde señaló que “me siento muy feliz del gran apoyo que me ha demostrado la gente de mi ciudad”.

Con un estado de ánimo fabuloso y buen humor Marisel señaló que “ya estoy caminando y me siento mucho mejor; estoy feliz porque es como volver a nacer”. Enseguida agradeció la preocupación que le fue manifestada incluso por personas que no la conocían y destacó la rapidez con que recibió el trasplante de hígado que necesitaba.

Acompañada de su familia durante este proceso, la ex alumna del Instituto Superior de Comercio (Insuco) deberá permanecer al menos por seis meses más en Santiago, según explicó a nuestro medio su esposo, Ronald Rojas, quien se encuentra en Punta Arenas por estos días para finiquitar distintos trámites.

Rojas señaló que tras ser dada de alta el 25 de octubre, “ella (Marisel) está muy bien y trata de llevar su vida normal dentro de lo que puede. Está en tratamiento kinesiológico por lo que nos pidieron que permanezcamos en Santiago para que pueda acudir a sus controles semanales”. Durante este proceso estarán viviendo en un departamento que les facilitó un amigo del matrimonio.

A 28 días de la compleja cirugía, asegura que su esposa ha estado muy bien de ánimo porque es muy fuerte. “A veces se bajonea pero ella sola se levanta porque sabe que debe estar bien y así se lo ha propuesto”, explicó el marido, quien para acompañar a su esposa en la recuperación debió abandonar su trabajo en Punta Arenas.

Este sábado, a partir de las 16 horas, se realizará en los salones de la Séptima Compañía de Bomberos un bingo a beneficio del matrimonio para solventar los costos del trasplante y recuperación que ahora deberán enfrentar.

La paciente fue prioridad nacional de trasplante luego de una falla hepática fulminante que obligó a trasladarla a Santiago el 7 de octubre y en donde lamentablemente perdió a su hija de 22 semanas de gestación luego de la cirugía.