Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Mayor índice de reprobación presenta el nuevo examen de conducir que debutó el viernes

Desde el viernes se aplica nueva modalidad informática y su tasa de rechazo es de un 50%, muy por encima del 30% que exhibía el examen tradicional para las primeras licencias de conducir.

Por La Prensa Austral miércoles 28 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
46
Visitas


Si bien había plazo hasta el 6 de diciembre para implementarlo, el pasado viernes debutó en Punta Arenas el nuevo Examen Teórico Computacional, nueva modalidad que es obligatoria para quienes obtengan licencias clase B y C en todo el país, y que busca hacer más riguroso su sistema de otorgamiento.

Esto, luego que aquello quedara dispuesto en una resolución de la seremi de Transportes, que autorizó a la Dirección de Tránsito del municipio a operar bajo esta modalidad -y cuya norma legal se publicó el 9 de agosto pasado en el Diario Oficial-.

Sergio Oyarzo, director municipal de Tránsito, señaló que el viernes 23, el nuevo examen fue rendido por 16 personas, y de las cuales ocho aprobaron y ocho reprobaron, lo que equivale al 50 por ciento.

Ayer rindieron el examen por primera vez 14 personas, con nueve aprobados y cinco reprobados, “pero en el fondo la tasa de rechazo sigue siendo de un 50 por ciento”.
Si esto se compara con un día promedio con el sistema antiguo, el porcentaje de rechazo aumentó en cerca de un 20 por ciento: “nosotros teníamos una reprobación cercana al 30 por ciento para las primeras licencias de conducir”.

Claro que recién durante el primer mes esperan tener una radiografía del comportamiento estadístico de este nuevo examen de conducir en las personas que vayan a rendirlo. Esto, ya que requiere de una mejor preparación para poder aprobarlo de manera satisfactoria.

En todo caso, Oyarzo destacó que el primer día del nuevo examen “hubo un joven que sacó un 100 por ciento al rendirlo, y dos señoritas que obtuvieron un 95 por ciento de aprobación, que venían muy bien preparados”.

Rigurosidad
Ya no se trata de un examen por escrito sino que éste se realiza de manera electrónica y aleatoria, para que el postulante no pueda aprender de memoria las respuestas. “El software que nos proporciona la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito es un sistema que administra una base de datos de 800 preguntas en una primera etapa, y de ésas se obtienen solamente 35 que la persona debe rendir (en 45 minutos), con un puntaje total de 38 puntos, ya que tres preguntas tienen doble puntuación”, acotó.
De esta manera, el postulante aprueba con 33 puntos, que equivale al 87 por ciento, en contraposición a lo que ocurría anteriormente, que se aprobaba con 28 preguntas que equivalían al 80 por ciento.

De esta nueva modalidad de examen, rescató que también permite una mayor transparencia en todo lo que es la gestión municipal, porque la malla de exámenes no es conocida por ningún examinador: “cuando la persona se sienta frente al computador el sistema o el software en forma aleatoria selecciona las preguntas que se van a hacer al examinado. De esa manera, cuando yo tengo cuatro personas en una línea de atención rindiendo examen, ninguna tiene la misma prueba a rendir, son pruebas distintas”.
Aquellos postulantes que han aprobado el mismo examen deben ver un video relacionado con materias preventivas y con la responsabilidad que una persona asume al obtener una licencia de conducir.

La persona que repruebe el examen puede darlo en un plazo máximo de 25 días, y si reprueba se le deniega la licencia y puede retomar el trámite en los próximos 30 días. Si al término de ese plazo lo vuelve a reprobar nuevamente le corresponde una denegación y debe hacerlo de 6 meses, por lo cual se insiste en estar bien preparado.
A las personas que se presentan a rendir examen se les recuerda que ya están con la nueva modalidad de examen, y la decisión de rendir su prueba es exclusiva responsabilidad de ellos, por lo que si no se sienten lo suficientemente preparados pueden optar por no hacerla en ese momento. Ayer temprano hubo tres personas que prefirieron no rendirla y señalaron que se iban a preparar mejor y la iban a ir a rendir en otra oportunidad.