Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Miguel Sierpe “No puedo ejercer ninguna presión y, aun pudiendo, no lo haría”

– ¿Qué lo motivó a presentarse a la presidencia del Core? Se ha criticado que es un cargo decorativo.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 29 de junio del 2014

Compartir esta noticia
16
Visitas


– ¿Qué lo motivó a presentarse a la presidencia del Core? Se ha criticado que es un cargo decorativo.
– “Yo sigo pensando lo mismo. Creo que el cargo de presidente del Consejo es una figura sin atribuciones, que tiene que ver más con lo protocolar y ornamental. Me parece que se está al debe con el proceso de descentralización y, en relación a la pregunta, la potencia que tiene el presidente del Consejo Regional es que puede representar, con un mayor volumen de amplificación, las demandas y la defensa del derecho de la región, respecto de este enfrentamiento constante con el nivel central. Yo quiero dejar claro que la dieta es la misma, pero lo que a mí me parece atractivo es que la opinión del presidente del Core va a ser una visión importante a considerar”.

– ¿Pensó que iban a existir tantos roces por el cargo?
– “No me demoré mucho en darme cuenta que había mucha gente con intenciones de ser presidente del Consejo, pero, lo vuelvo a reiterar: yo fui invitado a una reunión por cinco consejeros de la Nueva Mayoría, para pedirme que asuma la presidencia del Consejo Regional y lo que yo he hecho es aceptar esa nominación y nada más. Yo a ningún consejero le he pedido que vote por mí, a nadie. Por el contrario. Antes que se inicie este proceso, dos consejeros fueron a visitarme a mi oficina para ofrecerme su respaldo reconociendo mi trayectoria y hoy esos consejeros tienen una opción diferente y yo los entiendo”.

– ¿Y por qué cree que cambiaron de opinión?
– “Porque tienen la intencionalidad de presentar una opción diferente y tienen el legítimo derecho a hacerlo. Yo no quiero dar sus nombres porque no acostumbro a hacer este tipo de cosas, pero son consejeros que han levantado su propia candidatura”.

– Dalivor Eterovic y Ramón Lobos también estaban interesados en la presidencia del Core y, de pronto, aparecieron públicamente apoyándolo a usted. ¿Le pidieron algo a cambio?
– “Ellos lo que me han pedido es que yo represente lo que siempre he defendido, que es la postura de carácter regional. El tema de los periodos es un tema que no está contemplado en la ley. Cuando uno elige al presidente del Consejo Regional, lo elige por cuatro años. No obstante, a mí me gustaría tener la posibilidad de generar condiciones para que otras personas también puedan asumir ese cargo y sepan de qué se trata. A mí me parece que ser el presidente del Core tiene que ver, más que todo, con una labor en defensa y en resguardo de los intereses de la región; por lo tanto, cualquier consejero tiene el derecho a ser candidato y a ser elegido”.

– ¿Qué le parecen todas estas denuncias de presiones que han terminado por desprestigiar la imagen del Consejo?
– “Yo creo que hay presiones. Hay consejeros regionales que me respaldan, que han tenido visitas de autoridades para decirle que tomen una opción diferente y, en virtud del respeto que tengo por la política y por la persona, no las voy a denunciar. Creo que no se puede tomar como presión política que alguien le pueda decir a una persona: ‘Mire, a mí me parece que el mejor camino es éste’. Presión política es decir: ‘Usted cambie su posición y yo a cambio de eso le doy un trabajo’. Pero, como usted podrá entender, yo no tengo ninguna capacidad porque soy un simple consejero regional. No tengo ninguna capacidad para negociar nada ni para ofrecer nada. Por lo tanto, no puedo ejercer ninguna presión y, aún pudiendo, no lo haría”.

– ¿Estaría dispuesto a ceder y apoyar a otro consejero, como Nicolás Gálvez, o cree que él va a apoyarlo a usted?
– “Yo no sé qué es lo que irá a pasar. Creo que lo que hay que hacer es buscar lo mejor para el Consejo Regional. Usted tendrá que entender que en la Nueva Mayoría hay nueve votos, de los cuales yo tengo seis y, además, no depende de mí. Depende de todos los consejeros de la Nueva Mayoría. La votación que yo hoy día ostento no me pertenece a mí. Por lo tanto, yo mal podría decidir o tomar una decisión por ellos”.