Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Mujer fue formalizada por estafar a carnicerías con la compra de corderos con cheques de cuenta cerrada

A diferentes carnicerías del sector sur de Punta Arenas se habría acercado una mujer en la última semana, a fin de comprobar si podía comprar corderos pagando con cheques. Fue así que en al menos dos locales pudo concretar las transacciones, con cheques a su nombre, de una cuenta que había cerrado hace seis meses.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 31 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
125
Visitas


A diferentes carnicerías del sector sur de Punta Arenas se habría acercado una mujer en la última semana, a fin de comprobar si podía comprar corderos pagando con cheques. Fue así que en al menos dos locales pudo concretar las transacciones, con cheques a su nombre, de una cuenta que había cerrado hace seis meses.

Por lo anterior fue formalizada ayer Vanessa Miranda Igor, de 27 años, detenida por carabineros de la Sección de Investigaciones Policiales (Sip), luego de que uno de los comerciantes estafados, en vísperas de Navidad, la reconociera cuando la compradora volvió a su hogar.

De acuerdo a los antecedentes entregados por la fiscal Alejandra Guevara en la audiencia de control de detención en el Centro de Justicia, la mujer habría concurrido el 23 de diciembre a la carnicería El Matador, en la Avenida Salvador Allende, donde por medio del giro de un cheque adquirió cuatro corderos avaluados en 192 mil pesos, a sabiendas que su cuenta se encontraba cerrada.
Al día siguiente, el 24 de diciembre, repitió el modus operandi en la carnicería Eduardo, de Avenida Martínez de Aldunate, donde adquirió otros cuatro cordero por el mismo valor, 192 mil pesos.

De igual manera, la fiscal Guevara relató que de acuerdo a las pesquisas policiales, la mujer habría acudido a otros locales comerciales, donde no habría podido consumar el ilícito, ya que no recibían documentos bancarios.

Alejandra Guevara añadió que la mujer realizaba dicho accionar junto a un tercero, quien le proporcionaba la información respecto de qué establecimientos contaban con sistemas de comprobación en línea de cheques, y con la misma persona posteriormente revendían de manera informal los corderos repartiéndose el dinero. Por lo expuesto, la fiscal formalizó a Miranda por dos delitos de estafa, en carácter de consumado.

Tras lo anterior, la mujer fue puesta en libertad, fijándose un plazo de 50 días para la investigación. Además, la defensa, a cargo del abogado Cristián Opazo, ofreció la posibilidad de llegar a un acuerdo reparatorio, por lo que se fijó audiencia de salida alternativa para el próximo 15 de enero.