Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Municipales le declaran la “guerra” al alcalde

Gremio se reunió ayer con el intendente y recibió la solidaridad del Sindicato Enap Magallanes,
la Asamblea Ciudadana y el senador Pedro Muñoz.

Por La Prensa Austral sábado 18 de junio del 2011

Compartir esta noticia
9
Visitas


Lejos de acusar algún desgaste o desánimo al cumplir ayer ocho días de paro, los empleados municipales de Punta Arenas acordaron por unanimidad irse este lunes a un paro total de 48 horas, teniéndoles sin cuidado que el alcalde pidiera la intervención de la Contraloría para sumariar administrativamente.

Este paro endurecido llevará a los trabajadores a ubicarse en los pórticos de los edificios municipales para que no concurra ninguna persona al interior de dichas dependencias. “Acá está el 28 por ciento”, remarcó irónicamente el presidente del gremio, Jorge González, al cerrar aquella votación ante una asamblea de más de 120 asociados, en alusión a las cifras dadas por el alcalde Vladimiro Mimica sobre el paro.

La jornada de ayer fue bastante activa para los trabajadores que se aferran a obtener una salida a su demanda por el incremento previsional compensatorio, el cual se adeudaría desde 1981. Sus dirigentes se reunieron en la mañana con el intendente Arturo Storaker para darle a conocer su problema.

Por la tarde fueron visitados por el Sindicato Enap Magallanes y la Asamblea Ciudadana, los cuales hoy a las 11,30 horas harán público su apoyo. El senador Pedro Muñoz también concurrió a darles su adhesión.

Alternativa

Al interior del gremio había plena convicción de zanjar dicha controversia haciendo aplicar el artículo 7 de la Ley Orgánica del Consejo de Defensa del Estado, que en una de sus disposiciones señala: “Tratándose de asuntos que afecten a los gobiernos regionales, a las municipalidades, a los servicios descentralizados de la Administración del Estado o a los organismos privados en que el Estado o sus instituciones tengan aporte o participación mayoritarios o igualitarios, se requerirá además el consentimiento de la entidad respectiva”.

El lunes esperan que el alcalde ponga su abogado y ellos el suyo para colocar de nuevo el tema en la mesa. De no ver voluntad, el gremio barajaba una carta bajo la manga que podría jugarle un nuevo dolor de cabeza al edil.

Como hecho al margen, los municipales repudiaron que el alcalde le remitiera un sobre a una funcionaria que tiene un hijo enfermo, devolviéndole una medalla de San Expedito que ella le había dado, a la que adjuntó la frase “hechos y no palabras”. Tan hondo caló este gesto, que no faltó quien señalara: “el alcalde perdió el juicio”.

Fuera de micrófono, el jefe comunal aludiría esto como un tema personal, teniendo una sola cara frente a los amores y cariños.

El alcalde Vladimiro Mimica no quedó indiferente ante la solidaridad expresada por Pedro Muñoz en la demanda de los municipales, y lo invitó a trabajar de forma inmediata y en conjunto, en su calidad de parlamentario, en pos de una solución de tipo legislativa.

Para el edil, éste es el único camino posible para solucionar la legítima demanda de los trabajadores, y son los parlamentarios de la región los llamados a asumir esta responsabilidad: “es evidente que sólo un proyecto de ley puede permitir corregir el daño sufrido a principio de los años 80 por los trabajadores, como así también equilibrar las asignaciones de zona y la escala de remuneraciones públicas”.