Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Nadadores de la región del Bío Bío cruzaron el estrecho de Magallanes

Una valiente proeza deportiva realizaron la tarde del domingo dos nadadores provenientes de la Región del Bío Bío, específicamente de las comunas de Talcahuano y Trehuaco, cuando, con 9º Celsius y vientos de 11 a 16 nudos, unieron nadando Punta Delgada y Tierra del Fuego, atravesando cerca de 5 kilómetros del estrecho de Magallanes.
[…]

Por La Prensa Austral martes 22 de enero del 2013

Compartir esta noticia
16
Visitas


Una valiente proeza deportiva realizaron la tarde del domingo dos nadadores provenientes de la Región del Bío Bío, específicamente de las comunas de Talcahuano y Trehuaco, cuando, con 9º Celsius y vientos de 11 a 16 nudos, unieron nadando Punta Delgada y Tierra del Fuego, atravesando cerca de 5 kilómetros del estrecho de Magallanes.
El ariqueño Héctor Berrotea Astudillo, radicado en Talcahuano, y Erwin Inostroza Avendaño proveniente de la localidad de Trehuaco, llegaron a Punta Arenas el pasado 13 de diciembre, en compañía de su mentor, Arturo Rivera, a fin de realizar la prueba. Sin embargo, dos intentos fallidos, el 21 de diciembre y 13 de enero, parecían doblegar el ímpetu de los deportistas. Pese a lo anterior, y luego de una estadía más prolongada de lo que se tenía programado, pasadas las 13 horas del pasado domingo, ambos nadadores se arrojaron al mar, acompañados de una embarcación de la Transbordadora Austral Broom y un zodiac de la Armada, para luego de 1 hora y poco más de 12 minutos, alcanzaron su meta al pisar borde costero en Tierra del Fuego.
Al respecto, los deportistas comentaron que la mayor complejidad que debieron enfrentar, pese a la preparación que realizaron en la bahía de Punta Arenas, fue la temperatura del agua; de igual manera, las corrientes intentaron jugarle una mala pasada a los aventureros, principalmente en el último tramo, cuando más duro se tornó la travesía. “No podíamos irnos sin cumplir la misión que nos dejó ‘El Atún’, nuestro mentor, Arturo Rivera, quien no pudo quedarse a emprender el cruce, pero sí que se mostró emocionado cuando supo que lo habíamos conseguido”, dijo Berrotea.
Inostroza comentó: “No podíamos darnos por vencido, no soy de los que deja a medio camino un desafío, y quisimos comenzar por este paso, que es tan admirado por extranjeros, ya que es, sino el más, uno de los de mayor complejidad a nivel mundial”.
Los deportistas emprenden hoy retorno a su tierra, desde ya anunciando que esperan poder enfrentar desafíos como el cruce de Alcatraz y el del estrecho de Bering.