Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Niños estrenaron en las calles sus regalos de Navidad

La tradicional bicicleta aún no pasa de moda, aunque ahora los mini vehículos ganan terreno en las preferencias.

Por La Prensa Austral miércoles 26 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
14
Visitas


Que los niños han cambiado se puede ver en costumbres y aficiones que quedan de manifiesto, por ejemplo, en la Navidad. Si hace veinte años la tradicional “pichanga” era ley y el balón de fútbol no faltaba en ninguna calle, y las niñitas jugaban a ser mamás con sus Barbies ahora, los gustos van más a lo tecnológico.

Bastó recorrer las multicanchas de Punta Arenas ayer al mediodía para darse cuenta que nadie jugaba a la pelota como antes. Lo único que se mantiene inalterable es la bicicleta, que en diferentes tamaños, diseños y colores, sigue cautivando a los más pequeños. Por ejemplo, en la Plaza del Tránsito, de Avenida España entre Capitán Guillermos y Rómulo Correa, Sofía Núñez Orrego, de cuatro años, pedaleaba su bicicleta rosada, llevando atrás a una muñeca Baby Alive. Ahí se encontró con Damián Alvarado, que además de su bicicleta, estrenó su traje negro de los Hot-Wheels.

Las Monster
Y en la misma plaza, Agustina Leiva Barría daba y daba vueltas con sus patines diseñados con motivos de las Monster High, una muñeca que se ha convertido en la favorita de más niñas. Su padre, que la observaba y vigilaba que no se cayera, comentó que “no había en ningún lado, pero el Viejo Pascuero encontró. Ella patina sobre hielo y siempre le han gustado las Monster, de hecho, no quería otros patines. En todo caso, pasó a tercero básico con promedio 6,1 así que se los merecía”.

En tanto, en el sector Archipiélago de Chiloé, Karen Soto Bello no se despegaba de su muñeca “Frankie Stein”, de la misma serie. Su mamá Amalia contó que Papá Noel también le trajo unos audífonos con el logo de las Monster: “Hace rato que les gustan, es cargante con esos dibujos y costó mucho encontrarla. En las tiendas se acabaron”, reconoció.