Necrológicas

“Nos aburrimos del no pago de sueldos”

De los once puntos acordados en la asamblea realizada hace casi un mes, según los estudiantes, no se ha concretado ninguno,
por lo que entre lunes y martes analizarán si se inicia o no, el segundo semestre.

Por La Prensa Austral sábado 29 de septiembre del 2012

Compartir esta noticia
49
Visitas


Una decepción más, que no por nueva, deja de provocar rabia y decepción. Pero la comunidad educativa de la Universidad del Mar advierte que no bajará los brazos y amenazan con no iniciar el segundo semestre. La molestia está enfocada en los directivos que hace casi un mes, llegaron hasta Punta Arenas para buscar soluciones a la crisis que vive la institución privada de educación superior.

El 2 de septiembre, la asamblea de estudiantes comprometió la firma de un acuerdo de once puntos con el rector nacional Patricio Galleguillos, el presidente de la Junta Directiva, Mauricio Cordaro y del vicerrector de Administración y Finanzas, Jorge Troncoso. Esperaron con paciencia el cumplimiento, pero ayer, no aguantaron más. “Nos aburrimos del no pago de sueldos, no hubo nombramiento de rector, que se dijo que iba a ser dentro de una semana, tampoco hay un tipo de administración que se haya hecho acá sobre los dineros, que también era otro compromiso y en el fondo no se ha cumplido nada de los puntos firmados”, indicó Francisco Mancilla, integrante del Consejo de Presidentes.

Los alumnos enviaron una carta a Galleguillos, en la que manifiestan su molestia y desilusión, tanto por el no cumplimiento de los acuerdos, así como también de la publicación que se hizo en la página web oficial de la institución, en que se comunica que los puntos se cumplieron. Al respecto, y punto por punto, los alumnos indicaron que con respecto al no cierre de la sede, “usted finiquitó el contrato con el edificio de la Cruz Roja, algo que no nos había planteado”. Además, “el 15 de septiembre ya pasó, y aún no se cancelan las remuneraciones. No se ha efectuado el nombramiento de nuestro rector y los fondos se siguen manejando en la Casa Central, ahora por el señor Troncoso”. Acusaron que tampoco han recibido los cheques, pagarés y letras que se debieron entregar el 16 de septiembre, que no se han liberado los fondos del Cae, entre otros.

Ante esto, determinaron llamar a los medios de comunicación para dar cuenta de estos hechos, y que gestionarán reuniones con parlamentarios, que si no existe respuesta al incumplimiento del acuerdo, se iniciará una demanda civil contra Galleguillos, la Junta Directiva y todo aquel que resulte responsable. Concluyeron diciendo que “llamaremos a cada uno de los organismos estudiantiles a nivel nacional para realizar movilizaciones y paralización de actividades, sin dejar fuera una nueva posibilidad de tomas a nivel de país”.

Reunión en la tarde

Por la tarde, se realizó una reunión entre los jefes de carrera, donde se decidió esperar hasta el martes para ver si se regularizará la situación, y que si esto no llega a ocurrir, no iniciarán las actividades del segundo semestre.

Galleguillos respondió de inmediato a los estudiantes, que nuevamente no quedaron conformes, porque interpretan que el rector nacional no ofrece soluciones, sino que excusas. Por ejemplo, con respecto a los recursos del Cae, Galleguillos indicó que “si bien había un compromiso de liberarlos por Ingresa, independiente las conclusiones de la visita a Punta Arenas, posteriormente llegaron una serie de oficios colocando más requisitos a la universidad, siendo la visita a todas las sedes restantes lo que ha dilatado aún más la liberación, ya que su término ocurrió el 12 de septiembre, aprobado por Ingresa el día 14 mediante oficio que además incluye nuevos requisitos”. Y sobre el nombramiento de un rector, indicó que “se ha demorado por cuanto la señora (Verónica) Letelier ha presentado dos licencias médicas. No obstante, se procederá según lo acordado y propuesto a comienzo del mes de octubre, una vez que se reincorporé la rectora. De no ser posible esta reincorporación, se procederá según lo aprobado por la Junta directiva”. Finalmente, desligó responsabilidades, concluyendo que “los responsables en la imposibilidad de avanzar en los tiempos y formas definidas ya no son los funcionarios o autoridades de la universidad. Claramente hemos cumplido hasta hoy con lo solicitado por el Mineduc e Ingresa, pero son ellos quienes colocan a cada momento nuevos obstáculos para lograr avanzar”.

Estas fueron las palabras que hicieron perder la paciencia a los estudiantes, que ven cómo la sede Punta Arenas de la Universidad del Mar vuelve a quedar en estado de coma. Los profesores no han recibido sus remuneraciones y sólo algunos han obtenido algún abono. La encargada de administración y finanzas de la sede, Amara Alvarado, es la única que ha mantenido contacto con los estudiantes, e indicó que alrededor del 20 por ciento de los estudiantes está pagando sus mensualidades y que a los docentes no se les ha cancelado ninguna cuota. “Me apena mucho porque llevo muchos años trabajando en la universidad y últimamente ha habido muchos rumores, verdaderos y falsos, que complican la situación para los funcionarios, alumnos, hay incertidumbre y eso es complejo. Esto no se había vivido nunca, soy súper entregada y uno lo hace por los estudiantes”.