Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Nuevo hecho delictivo afectó a Comercial M&M

Por quinta vez que en los últimos dos años, el comerciante Mauricio Araya denunció haber sido el blanco de destrozos en su local de Comercial M&M, de Avenida Colón Nº822. En esta oportunidad, los antisociales rompieron las puertas exteriores del negocio y un vidrio de la entrada de acceso, cuyos daños ascendieron a unos 50 mil pesos. El afectado señaló que le avisaron de lo ocurrido a las 3 de la madrugada de ayer, concurriendo a su local para de ahí avisar a Carabineros y la PDI. Si bien no le robaron mercaderías, él quiso dejar una constancia del hecho. Su inquietud pasa porque no hay seguridad en la noche en el centro de la ciudad. Asimismo, enfatizó que falta activar la cámara de televigilancia emplazada en dicho sector, la cual habría permitido identificar a los autores de este delito. Araya había dejado cortadas las luces del local, como lo hace cada noche, por lo que cree que el autor del hecho chocó con un carro que tiene en la entrada y quebró el vidrio. “Lo extraño es que aquí en Colón pase esto”, subrayó. […]

Por La Prensa Austral viernes 5 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
10
Visitas


Por quinta vez que en los últimos dos años, el comerciante Mauricio Araya denunció haber sido el blanco de destrozos en su local de Comercial M&M, de Avenida Colón Nº822. En esta oportunidad, los antisociales rompieron las puertas exteriores del negocio y un vidrio de la entrada de acceso, cuyos daños ascendieron a unos 50 mil pesos. El afectado señaló que le avisaron de lo ocurrido a las 3 de la madrugada de ayer, concurriendo a su local para de ahí avisar a Carabineros y la PDI. Si bien no le robaron mercaderías, él quiso dejar una constancia del hecho. Su inquietud pasa porque no hay seguridad en la noche en el centro de la ciudad. Asimismo, enfatizó que falta activar la cámara de televigilancia emplazada en dicho sector, la cual habría permitido identificar a los autores de este delito. Araya había dejado cortadas las luces del local, como lo hace cada noche, por lo que cree que el autor del hecho chocó con un carro que tiene en la entrada y quebró el vidrio. “Lo extraño es que aquí en Colón pase esto”, subrayó.