Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Obispo Bernardo Bastres: “Hay discriminaciones mucho más serias en Chile que las minorías sexuales”

El Senado recientemente aprobó el proyecto de Ley de la No Discriminación, que busca impedir actos arbitrarios contra raza, etnia, nacionalidad y género, así como también la orientación sexual. Este último concepto inquieta hoy a la Conferencia Episcopal de Chile, al dar cabida a una distorsión de la sexualidad y de las bases de la familia, temiéndose que pueda sentar una base legislativa para llegar a permitir el matrimonio y la adopción de niños por personas del mismo sexo.
[…]

Por La Prensa Austral martes 15 de noviembre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
46
Visitas


El Senado recientemente aprobó el proyecto de Ley de la No Discriminación, que busca impedir actos arbitrarios contra raza, etnia, nacionalidad y género, así como también la orientación sexual. Este último concepto inquieta hoy a la Conferencia Episcopal de Chile, al dar cabida a una distorsión de la sexualidad y de las bases de la familia, temiéndose que pueda sentar una base legislativa para llegar a permitir el matrimonio y la adopción de niños por personas del mismo sexo.

Sobre esta iniciativa legal, el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres, planteó que la Iglesia Católica participó en la comisión sobre este proyecto de ley, al cual la comunidad católica hizo observaciones. La primera fue que no se utilice el término género sino que se siga con la nomenclatura tradicional y conocida por todos de varón y mujer, “porque sabemos que hay una concepción filosófica sobre el género, hay una ideología del género (que viene de la Cumbre de Pekín), y por lo tanto nos parece que eso también es una ley que nace con una ideología marcada”.

Como segundo aspecto, indicó que no les gustaría en esta materia que apareciera el término opción sexual, porque éste “se ha utilizado en otros países para justificar una serie de situaciones que quedan después al arbitrio de lo que diga el juez”.

Ante ello, les parece que el principio de la no discriminación es válido, pero respetando las dos observaciones referidas al género y la opción sexual, “que creemos son dos cosas que se pueden prestar para muchas cosas, y que por esos dos agujeritos pueden entrar muchas cosas modernas, las cuales contradecirían un poco nuestra tradición judeo cristiana”.

Minorías cuestionables

El prelado agregó que ha hablado con un parlamentario de la región, quien ha sido el único preocupado de este tema y fue a conversar con él, “pero será una cosa que vean. Lo que nos preocupa sí es que no vaya que sea una ley que después, a través de eso, una serie de minorías puedan dar a conocer su parecer y después el juez se vea ante una ley que no sea muy clara, y eso es un problema”.

“No sé cuál es el sentido que tiene el Movilh (Movimiento de Integración y Liberación Homosexual) de toda esta ley, y por qué le ha dado tanta importancia. Nosotros creemos que hay discriminaciones que son mucho más serias en Chile que lo que ellos hablan de sus minorías sexuales. La discriminación más seria que hay en determinado momento es por cuestión étnica, si usted piensa en nuestro país hay toda una cuestión de cuidado respecto a la gente normalmente se les discrimina solamente por apellido y por apariencia física. Y creo que no son mucho más que otras minorías por lo tanto ahí hay todo un tema que hay que entrar a discutir”, añadió.

Bastres remarcó la no discriminación como “algo positivo en que ojalá avancemos, y, porque se ubica en la ley de que Dios nos ha hecho a todos igual, por lo tanto hay un respeto básico y eso es bueno. La sociedad tiene que caminar hacia eso, pero que se evite usar el término género, que tiene toda una connotación filosófica y una connotación ideológica, que todos sabemos de qué sector viene. Y que tiene una cosa muy clara y es un poco ir destruyendo esta diferencia que nosotros creemos que está marcada en la naturaleza entre un hombre y una mujer”.

En cuanto a la opción sexual, puntualizó que “nosotros nacemos con un sexo, y por lo tanto no es que yo haga una opción, porque si yo hago una opción, como te he dicho, podría justificar alguna aberración ante un juez y decir: bueno ésta es mi opción y la tienen que respetar”.