Necrológicas

Obispo llamó a no pasar por alto 72% de abstención en elecciones

Más allá de que en el Congreso se rechazara esta semana la norma para la votación de los consejeros regionales, el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres, instó a mirar más bien un tema de fondo, reflejado también en los últimos comicios municipales.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 11 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
31
Visitas


Más allá de que en el Congreso se rechazara esta semana la norma para la votación de los consejeros regionales, el obispo de Punta Arenas, monseñor Bernardo Bastres, instó a mirar más bien un tema de fondo, reflejado también en los últimos comicios municipales.

“Yo creo, modestamente, que el 18 de septiembre pasado, cuando me tocó en el Te Deum hablar de los jóvenes, yo dije que una de las cosas que nos preocupaba como iglesia era ver que los jóvenes no estaban ‘ni ahí’. Había un grupo de jóvenes que no tenía un compromiso con la cosa eclesial ni con un compromiso con la cosa social, e invitaba de alguna manera a trabajar juntos. Y yo creo que de esta últimas elecciones, o tomamos en serio lo que está pasando o al final el país será regido por un grupito pequeño, que no es la democracia”, expresó. Aparte de creer que la democracia se enriquece mientras más participen.

“Escuchaba de un comentarista local una cosa muy sabia: ahora, ¿qué va a pasar? Las autoridades fueron elegidas por un veinte y tanto por ciento. Ese veinte y tanto por ciento va a decir: no, no me representan, no colaboro. Y eso va contra la democracia. Esta señal es súper clara que hay que parar, profundizar y, más que preguntarse que esto se elija directamente o indirectamente aquí hay un problema social en Chile, un programa claro. O tomamos en serio a esta gente que se ausentó de votar, por qué se ausentó, qué quería decir y qué señal están entregando, o vamos a seguir dando palos de ciego”, acotó.

“Diagnóstico tremendo”

El calificó esta alta abstención como “un diagnóstico tremendo”, y si él estuviera en un colegio y hubiera tenido este diagnóstico, como autoridad “en este momento tengo a no sé cuántos sociólogos haciendo encuestas y diciendo aquí ha pasado algo, díganme por dónde caminar, por dónde reencantar a la gente para que vote. Si éste es el término de la democracia”.

Sin creer que haya sido un error, el prelado opinó que el voto voluntario ha puesto en la mesa un problema de fondo: “Hay un descontento con el mundo social y político, así como ha habido un descontento con la iglesia. Y nosotros como iglesia hemos tratado de ir al encuentro, nos hemos encerrado, hemos reconocido, nos ha dolido, hemos llorado, nos ha dado vergüenza, pero creo que hoy día estamos respondiendo a la ciudad de una manera muy distinta”.

Ante ello, expresó que lo primero es escuchar a la gente, y de hecho en el reciente sínodo de Roma, donde trabajaron el tema cómo transmitir la fe hoy en día, “el Papa Benedicto XVI pasó las tres semanas con nosotros sólo escuchando”.

Agregó que en Chile hoy falta sentarnos y escucharnos, pero con conciencia, y “para eso está el mundo de la sociología, los analistas políticos. Escuchémoslos, que hagan un diagnóstico. Mira lo que pasa en nuestra región, el ausentismo, somos la región donde más gente se ausentó para votar y nos conocemos. Estamos hablando de una región de 160 mil habitantes y el 72 por ciento se ausentó de votar. Yo personalmente me podría de cabeza con esta gente, en eso invertirías dinero y vería si es un problema de líderes, un problema de recambio, un problema de que están enojados con esto, no sé. Me parece que cualquier buen médico hace un buen diagnóstico, y teniendo un buen diagnóstico después lo que hay que hacer es súper fácil”.