Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Obispo llamó a valorizar el regalo de la fe en los jóvenes

Su deseo para que esta Navidad, “en la que nos vamos acercando al pesebre de Jesús, dejando que el Niño, acostado y envuelto en pañales, despierte lo mejor que hay en nosotros”, formuló el obispo de Punta Arenas, Bernardo Bastres Florence.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 23 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
4
Visitas


Su deseo para que esta Navidad, “en la que nos vamos acercando al pesebre de Jesús, dejando que el Niño, acostado y envuelto en pañales, despierte lo mejor que hay en nosotros”, formuló el obispo de Punta Arenas, Bernardo Bastres Florence.

Remarcó que durante todo este año 2012 han acompañado a los jóvenes en el inicio de la “Misión Joven”, que finalizará el 2013 y busca favorecer su encuentro personal con el Señor, como el que tuvieron Andrés y Pedro, al comienzo del ministerio de Jesús. Privilegió que “nuestros jóvenes lleguen a experimentar la alegría y la belleza de la fe. Los acompañamos para que descubran que conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona”.

Bastres hizo ver también las muchas fragilidades y peligros a las que están expuestos nuestros jóvenes, las muchas puertas que se les han cerrado en la sociedad y hasta en la misma iglesia. “Pero, en este año de la Misión Joven y de la Fe, pienso sobre todo, y agradezco, que le hayamos dado un sitio en nuestras comunidades cristianas, en los colegios, en los movimientos, parroquias y organizaciones sociales. Hemos acogido a los jóvenes en la pobreza de nuestros pesebres, pero con el amor de María y José”.

Por otro lado, planteó que son muchas las iniciativas positivas que realizan los jóvenes en Chile y la región, pero que no siempre somos capaces de reconocer, seguramente porque “hace más ruido un árbol que cae, que un bosque que crece”.

Bastres incluso remarcó la presencia de jóvenes generosos y entregados, como en la reforestación del Parque Torres del Paine, después del incendio, y en la solidaridad de que fueron capaces cuando se desbordó el río de las Minas.

Igual de generosos y entregados, se refirió a quienes participan de los Cevas de las vacaciones de verano, y también en las de invierno, que vienen realizando hace 40 años, al igual que quienes participan de la “Misión País” en poblaciones y que portan la “Cruz misionera” en los tiempos fuertes del año litúrgico.

“Después de haber estado contemplando al niño Jesús en el portal de Belén, queremos salir a contarles a todos lo que hemos oído y visto acerca del Señor. Queremos dar testimonio de nuestra fe, y de la belleza y la alegría de creer en Jesucristo. Los jóvenes, y todos nuestros hermanos y hombres y mujeres de buena voluntad, están esperando ese testimonio gozoso de nuestra fe”, subrayó.