Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Ocho organizaciones sociales se quedarán en la calle al tener que desalojar sede

Un supuesto incumplimiento tiene hoy a ocho organizaciones sociales en la puerta de calle, listas para desalojar el edificio que se ubica en calle Armando Sanhueza Nº1046.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 17 de noviembre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
20
Visitas


Un supuesto incumplimiento tiene hoy a ocho organizaciones sociales en la puerta de calle, listas para desalojar el edificio que se ubica en calle Armando Sanhueza Nº1046.

¿La razón? De acuerdo a lo señalado por la presidenta de la Unión Comunal Punta Arenas, Rosa Zúñiga, la municipalidad habría incumplido condiciones del comodato entregado por el hoy Instituto de Previsión Social (IPS). Se menciona que el edificio habría sido cedido para que se instalaran oficinas municipales (en un momento estuvo la Unidad de Desarrollo Comunitario) y no para entregarlas a terceros; y que no hubo el debido mantenimiento.

De esta forma, la dirigenta explica que en agosto fueron informados que las ocho entidades que allí funcionan debían abandonar de inmediato el edificio. Gestiones del alcalde Vladimiro Mimica permitieron extender el funcionamiento hasta hoy. Sin embargo, el plazo expira el 15 de diciembre, puesto que el municipio debe devolver la construcción el 31 del mismo mes.

Se verán afectados la Unión Nacional de Pensionados, Asociación Gremial de Comunicadores de Magallanes, Damas de Verde, Organización de Defensa de los Consumidores, Central Unitaria de Trabajadores, Agrupación de Derechos Humanos y la Asociación Agrícola.

Para Rosa Zúñiga la situación es a todas luces grave, porque se trata de entidades importantes dentro de la actividad social de Punta Arenas y que convocan a miles de personas. Como ejemplo cita a las Damas de Verde, las que en el edificio de calle Armando Sanhueza prestan una importante labor de servicio a la comunidad.

La realidad, plantea la dirigenta, es que ninguna de las organizaciones tiene dónde ir. “El alcalde hizo presente su preocupación, pero hasta el momento no sabemos si se han hecho gestiones. En el caso de nosotros, el municipio tiene la obligación por ley de cedernos un espacio para nuestro funcionamiento, pero qué pasa con el resto de las entidades”, señala.

Agrega que como organización también efectuaron gestiones para revertir la decisión. “Conversamos con la gente del IPS y con el seremi del Trabajo, lamentablemente nos dijeron que nada se podía hacer”, acotó.

Además, se ha propuesto la posibilidad de utilizar un ala del edificio del antiguo Hospital Regional. Las gestiones, aseguró, no fructificaron.

La Unión Comunal Punta Arenas espera actualmente el avance del proyecto de su sede propia, la que se levantará en calle Covadonga. La iniciativa está en su última etapa, esperándose el llamado a licitación para los próximos meses.