Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Opiniones divididas generó retorno a clases en la Umag

Mientras algunos están felices de retomar sus actividades académicas, sin correr el riesgo de perder el año,
hay quienes consideran que la vuelta a clases es señal de que el paro “fue tiempo perdido”.

Por La Prensa Austral martes 22 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
63
Visitas


Dicho y hecho. Los estudiantes de la Universidad de Magallanes (Umag) volvieron a clases luego de haber firmado el protocolo de acuerdo que compromete al gobierno regional (Gore) y las autoridades universitarias a conformar una mesa tripartita con la Federación de Estudiantes de la Umag (Feum) para explorar mecanismos y fuentes de financiamiento destinados a mejorar la situación económica de la institución.

Tras 140 días de movilizaciones, este compromiso junto a diferentes garantías académicas, eran condiciones sine qua non para reiniciar el segundo semestre. Así lo acordaron los mismos estudiantes en sus asambleas de carrera, donde tuvieron la oportunidad de votar por dos opciones: volver a clases amarrando un petitorio o continuar con el paro indefinido.

Pese a que fueron los alumnos quienes votaron por esta opción, hay quienes cuestionan la legitimidad de la elección, ya que la primera opción ganó por siete votos y no corresponde al 50% más uno. Pero más allá de eso, hay estudiantes que consideran que haber vuelto a clases es una “inconsecuencia” y una señal de que todo el tiempo de paralización fue “perdido”, porque se logró la firma de un documento que no asegura nada a corto plazo, sobre todo, en materia de reducir costos para las familias en los aranceles del próximo año.

Por otra parte, están los estudiantes que siempre se opusieron a la movilización o, simplemente, no participaban; y están felices de haber vuelto a las aulas sin correr el riesgo de repetir un año. Lo cierto, es que la Feum hizo lo posible por abrir espacios democráticos y participativos, justamente, para recibir críticas y aportes de sus compañeros.

Así las cosas, las clases se efectuarán también los días sábado y se extenderán hasta el 31 de enero, para rendir exámenes en marzo.

Palabra de los alumnos

“Siento que se perdió mucho tiempo y no veo que se haya ganado mucho después de la paralización, entonces pienso que perfectamente podríamos haber vuelto antes”, planteó el estudiante de Ingeniería Civil Química, Gabriel Carrasco, señalando que los profesores han sido flexibles y que se resolverá por consenso la cantidad de evaluaciones.

“Yo hubiese preferido no volver y haber logrado más”, dijo la alumna de Trabajo Social, Priscilla Barrientos, quien es de Puerto Natales y durante el paro permaneció allá, sin poder participar de las asambleas.

“Encuentro que la paralización fue necesaria y que en cierta forma sirvió a nivel regional. A nivel nacional no, pero estoy de acuerdo con haber vuelto a clases”, afirmó la estudiante de Psicología, Angela Soto.

En tanto, en el Facebook de la Feum también surgieron reacciones:

– “De haber sabido que después de tanto lesear iban a bajar los brazos por conveniencia hubiera hecho hasta lo imposible por entrar antes a clases y no hubiera respetado su paro”, Solange Valenzuela.

“No sé si soy el único, pero eché de menos ver en el protocolo algo concreto, como el congelamiento de aranceles, o haberse comprometido por parte de las autoridades de gobierno mayores aportes para la universidad”, El Hain.