Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Padre de joven pescador desaparecido: “Cuando cierro los ojos veo a mi hijo que me está llamando”

Dirigente pesquero agradeció el apoyo de las autoridades, así como de la gobernación marítima que le confirmó
que extenderán una semana más la rebusca de su hijo.

Por La Prensa Austral miércoles 7 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
47
Visitas


Con el propósito de agotar todo esfuerzo para encontrar el cuerpo de su hijo, y sacando fuerzas de flaquezas, Nolberto Antonio Muñoz Vera, dirigente pesquero y consejero zonal de Pesca se reunió ayer con los medios de comunicación para dar a conocer aspectos de su difícil y angustiosa situación.

“Todo el mundo sabe la desgracia que me aconteció”, expresó el pescador y buzo de 55 años, al referirse a la dura pérdida de su hijo Alex Nolberto, de 28 años, desaparecido el jueves 1 en las cercanías del paso Froward. El hecho ocurrió mientras su lancha El Perla Negra era remolcada por la motonave Halcón de Oro.

“Cuesta mucho expresarme, decir lo que siento. Cuesta hablar de la pérdida de un hijo, a mí me tocó y ojalá a nadie más le toque”, refirió muy atormentado por lo vivido.

Señaló que su hijo era un joven de esfuerzo y se había comprado aquella lancha con mucho sacrificio para poder terminar sus estudios universitarios, ya que había congelado la carrera de Derecho en la que cursaba tercer año.
Recordó que en muchas ocasiones hizo gestiones y escribió cartas al gobierno de la Presidenta Bachellet para que su hijo le entreguen una beca que le permita seguir estudiando. Sin embargo, le respondieron que no había becas de estudio para la pesca artesanal.

Ello sentenció a su hijo para que se viera impedido de estudiar y arriesgara su vida en la pesca. Luego de este último viaje, él tenía cifradas esperanzas de poder retomar su carrera.

Atormentado

Pese a sus 40 años como buzo y patrón de pesca, expresó que “no le pude ganar a la naturaleza. Mi hijo desapareció de mis manos, el mar me lo arrebató”. Confesó que le cuesta tanto vivir con este peso de conciencia que “cuando cierro los ojos veo a mi hijo que me está llamando”.

Por otro lado, él tiene fe de que el mar se lo va a devolver y confía que Dios le dará noticias prontas sobre su hijo “para tener un lugar físico donde dejarlo y saber que está ahí”.

Muñoz también se refirió al momento del accidente, mencionando que aquella parte del paso Froward que navegaban junto a otras embarcaciones es muy complicada. Durante el trayecto desde el seno Pedro al cabo Froward el mar estaba en calma mientras eran remolcados por otra lancha debido a una falla en su caja de máquinas. Pese a que tenían un motor auxiliar fuera de borda “no teníamos combustible para subir a Punta Arenas”.

De un momento a otro el oleaje cambió y la navegación se tornó un verdadero infierno. En cuanto a medidas de seguridad, dejó entrever que pese a las precauciones llegado el momento priman las falencias, pues cuando sobrevino la emergencia él estaba en el puente, pero mantenían los salvavidas en un camarote.

“Hijo mío, nos estamos dando vuelta, nos estamos hundiendo”, fue lo único que Muñoz alcanzó a decirle a Alex. El se salvó gracias a que salió agarrado de un bidón de bencina que venía vacío. Al salir, ya no lo vio más detrás de él.
Difícilmente puede conciliar hoy el sueño, atormentado por esta pérdida: “si mi hijo me lo hubiera pedido, yo habría dado mi vida por él. Era yo el que tenía que haber dejado de vivir, no él que estaba empezando a vivir”.

Extienden rebusca

Por otro lado, el dirigente agradeció el apoyo de las autoridades políticas y en especial de la gobernación marítima al confirmarle esta última que la búsqueda de su hijo se extenderá una semana más de lo debido. Así también agradeció a los dirigentes pesqueros de Puerto Natales por la solidaridad que le están brindando.

Aun cuando no había resultados en la rebusca, al menos hasta ayer se habían encontrado restos de tambores y mallas de la embarcación.

El dirigente pesquero formuló ayer un nuevo llamado a los armadores que deseen cooperar con la búsqueda para que les hagan llegar todo tipo de ayuda. Esta puede ser canalizada a través de Jorge Muñoz, tío del desaparecido, al teléfono celular 94539012.