Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Padre ruega que no cierren investigación por brutal ataque que casi costó la vida de su hijo

Esteban Marín Torres, de 20 años, y Víctor Vargas Traimante, de 23, sufrieron lesiones de extrema gravedad a causa de una violenta agresión con arma blanca que sufrieron la madrugada del 15 de julio pasado, a las afueras de un local nocturno en Puerto Natales. A tres meses de ocurrido el hecho, Aliro Vargas Vidal, padre de uno de los lesionados, viajó desde Puerto Edén para solicitar que se haga justicia y que el fiscal de Puerto Natales no cierre la investigación.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 26 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
40
Visitas


Esteban Marín Torres, de 20 años, y Víctor Vargas Traimante, de 23, sufrieron lesiones de extrema gravedad a causa de una violenta agresión con arma blanca que sufrieron la madrugada del 15 de julio pasado, a las afueras de un local nocturno en Puerto Natales. A tres meses de ocurrido el hecho, Aliro Vargas Vidal, padre de uno de los lesionados, viajó desde Puerto Edén para solicitar que se haga justicia y que el fiscal de Puerto Natales no cierre la investigación.

El hecho de sangre tuvo lugar a las 4,20 de la madrugada de ese día en la intersección de calle Eleuterio Ramírez con Esmeralda, en las afueras de la discoteca Murciélago, en una confusa discusión que se habría trasladado desde el interior del establecimiento, luego de que Vargas recriminara a uno de los presuntos autores, ya que según relató el padre de la víctima, “andaba buscando pelea”.
“Si me hijo hubiera estado causando problemas, o fuera conflictivo, yo no estaría peleando por él, pero resulta que es un muchacho trabajador, y que fue atacado brutalmente sólo por evitar que otros resultaran lesionados, entonces me parece impresentable, que a estas alturas, los sujetos, que todos saben quienes son, estén libres y que más encima la Fiscalía pretenda cerrar el proceso”, alega el padre.

En la oportunidad, el hijo del trabajador de la aislada localidad de Puerto Edén, fue quien sufrió un mayor compromiso vital, al tener una lesión extensa en el abdomen y un neumotórax, debiendo ser trasladado de urgencia al Hospital Clínico de Magallanes, lugar donde quedó internado en la Uci del recinto médico.

“El fiscal de Natales, Iván Vidal, me ha indicado que al no poder haberse reunido todos los antecedentes necesarios, no se ha formalizado investigación contra nadie. Pero lo que yo reclamo, es que mi hijo estuvo 20 días en la Uci, los propios médicos nos indicaron que fue un verdadero milagro que se salvara, y estos sujetos permanecen en las calles, es cuestión de tiempo de que pueda volver a ocurrir un hecho así”, relata el angustiado padre.

Finalmente, Vargas comentó que ha golpeado numerosas puertas en busca de ayuda, además de las asesorías legales que ha requerido para recibir orientación respecto de los pasos a seguir y los cuidados médicos que ha requerido su hijo, por lo que su situación económica se ha visto fuertemente deteriorada.

“Sólo pido que se haga justicia, que no cierren la causa sin siquiera acusar a nadie, mi hijo casi muere, y los autores del ataque paguen con cárcel el daño inmenso que le hicieron a dos familias”, finalizó Vargas.