Necrológicas

Padres de Génesis Guerrero no descartan regresar a China para realizarle un segundo tratamiento a hija

Si es que muestra algún signo de mejoría en los próximos seis meses, los especialistas asiáticos recomiendan hacer un nuevo viaje.

Por La Prensa Austral jueves 22 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
108
Visitas


El lunes por la noche arribó a Punta Arenas la pequeña de tres años Génesis Guerrero Miranda, quien se encontraba desde principios de este mes en la ciudad de Qingdao, China, donde se le inyectaron ocho células madres con el objeto de tratar su displasia septo-óptica o síndrome DeMorsier, enfermedad que le quitó la posibilidad de ver debido a que afectó sus nervios ópticos.

Los padres de la menor, Sergio Guerrero y Romina Miranda, quienes viajaron al país asiático junto a su hija, señalaron que como les informaron los médicos de dicha localidad, si la menor presenta alguna mejoría en los próximos seis meses, como responder a las luces u otras acciones, deberá retornar a China para realizársele un nuevo tratamiento.

Pese a que no quiere formarse falsas esperanzas, tiene claro que otros pacientes que se han hecho el tratamiento han presentado mejorías, como identificar las luces, por lo que ya se encuentra preparando un nuevo viaje con la misma fe y esperanza transmitidas en esta oportunidad.

Romina destacó a su vez el apoyo obtenido por parte de los sudamericanos que se encontraban en dicho país realizándose el mismo tratamiento, con quienes hoy mantiene el contacto telefónicamente y a través de Internet.
“Es difícil estar aquí ya que el idioma es una gran barrera pero todo se puede, además cuando llegamos encontramos a otros chilenos que venían a probar este tratamiento, fue mucha emoción. Ellos son de Rancagua y son muy amables, asÍ que fuimos la segunda familia chilena en llegar a China. También hay otra familia argentina, así que entre las tres familias nos ayudamos y apoyamos”, señaló desde China a La Prensa Austral hace dos semanas.

Recaudación del dinero
Hay que consignar que los familiares de Génesis con el apoyo de toda la comunidad magallánica, recolectaron durante todo el año dinero para poder desarrollar este tratamiento, el que no está disponible en Chile y actualmente sólo se desarrolla en dicho país.

El costo de la inversión fue de 18 mil 500 dólares (9 millones de pesos).