Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Pasarela peatonal será cambiada de lugar por construcción de puente de calle Magallanes

Una vez que se haga entrega del terreno y se inicien los trabajos, recién se hará retiro de paso peatonal.

Por La Prensa Austral viernes 5 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
30
Visitas


El pasado 26 de septiembre, el intendente Mauricio Peña y Lillo junto al seremi de Obras Públicas, Pablo Rendoll, dieron a conocer los resultados de la licitación para la construcción del puente José Menéndez, de calle Magallanes, cuya estructura se vio seriamente afectada a causa del desborde del río de las Minas en marzo pasado.

La empresa Constructora Salfa S.A. se adjudicó dicha obra por un monto de 1.845.781.647 pesos, y actualmente ya se están enviando a Santiago los antecedentes, a la Contraloría general, a la espera de que ojalá el trámite administrativo sea lo más rápido posible y se pueda hacer una entrega de terrenos cuanto antes para que la empresa dé el vamos a las obras.
El director de Vialidad, Rodrigo Lorca, anticipó que aquella faena no estará exenta de cierta complejidad, y de ahí la idea de tratar de mitigar un poco el impacto que tendrá la construcción del puente durante parte de éste y el próximo año. Ante la preocupación existente, enfatizó que se le quiere dar prioridad al tránsito peatonal, pero en la medida que sea posible:
“Seguramente habrá un minuto del trabajo en que el tránsito peatonal se verá mayormente afectado; hay que tratar que el impacto sea el menor posible”, dijo.

Por ende, refirió que no es factible mantener la pasarela peatonal en el lugar donde está, al ubicarse en un lugar donde se ejecutará la obra: “Obviamente hay que demoler los estribos, que están dentro del cauce, y la pasarela está sobre el cauce, por lo que va a entorpecer el normal funcionamiento o el desplazamiento de las máquinas. Entonces, la idea es que esa pasarela se emplace aguas arriba en la misma área, aproximadamente en el estacionamiento del Centro Integrado de Educación de Adultos (Ceia). De hecho, ahí se hizo un acercamiento con la municipalidad, de tal manera que nos pueda facilitar el desplazamiento de la pasarela, y así los peatones puedan mantener el tránsito medianamente normal por ese sector”.

Al ser consultado por eventuales faltas de espacio que impliquen restarle algunos metros a los vecinos, el profesional enfatizó que “no hay expropiaciones de por medio. De hecho, las expropiaciones se hacen antes de la obra, y ésta es una obra que se ajusta al espacio que está disponible. En la construcción de este puente no están consideradas las expropiaciones, no hay, se evitan”.

Complejidad

Más que un campamento, Rodrigo Lorca apuntó que ahí habrá una instalación de faenas, con un pañol de herramientas para dejar aquellos utensilios de uso diario, “y como será una obra que va a estar limitada por el espacio, seguramente irán llevando los equipos que necesiten de acuerdo a la faena que estén ejecutando”. Pero la idea es que haciéndose el retiro del puente mecano, ahí recién se podrá hacer el movimiento de la pasarela, ya que antes sería muy difícil.

En cuanto al estándar de la obra, manifestó que “todos los puentes tienen una complejidad, yo, la verdad los puentes los miro con cierto respeto, porque todos tienen un grado de complejidad. Los puentes mecano, la instalación, siempre hay algún tipo de complejidad que hay que sortear y hay que ir viendo a medida que se va armando”. En el caso de los puentes provisorios, semi definitivos o definitivos, en el fondo varían por el tipo de carpeta e igual tienen su complicación. Aquí el componente más fuerte lo dará el hecho de trabajar en la ciudad, “porque genera sin duda un impacto que es fuerte. Eso nadie lo puede desconocer, a diferencia de lo que nosotros estamos acostumbrados, que es trabajar afuera. Y si uno quiere salvar un cauce instala un puente mecano al lado, un puente provisorio o un vado provisorio y no afecta mayormente el entorno”.