Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

PDI constató que extranjeras que viven en cité tienen sus papeles en regla

Vecinos seguirán pidiendo investigar a fondo la denuncia.

Por La Prensa Austral miércoles 9 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
30
Visitas


Cada denuncia da paso a otra, asegura el concejal José Aguilante respecto de la situación que viven los vecinos de calle Errázuriz.

Ayer el edil planteó la voluntad de los demandantes por agilizar lo que tiene que ver con el proyecto Boulevard, que no sólo signifique una mejora en el aspecto de la mencionada arteria, también que asegure orden, seguridad y terminar con la calificación de “Barrio Rojo”.

Señaló que se está trabajando en varios frentes, recepcionando denuncias acerca de la existencia de clandestinos y de la mala utilización que se le dan a las patentes comerciales. Asimismo, se están solicitando fiscalizaciones a los servicios respectivos, gestionando entrevistas con autoridades y analizando la posibilidad de una movilización.

Dice que hoy urge restringir el área para evitar la proliferación de más locales nocturnos y/o de expendio de bebidas alcohólicas, “los que están deben seguir funcionando siempre y cuando estén dentro de la legalidad. Pero también hay que fiscalizar, porque sabemos que muchos de ellos están dando una mala explotación a sus patentes”.

El caso de calle
Armando Sanhueza

Respecto de la denuncia respecto de un cité destinado a albergar a ciudadanas extranjeras, Aguilante señaló que todos los antecedentes fueron puestos a disposición de los entes fiscalizadores y que los vecinos seguirán pidiendo investigar a fondo.

A través de una carta, el edil pidió a la gobernadora Gloria Vilicic inspeccionar el lugar que parte de los vecinos sindican como punto de hacinamiento y clandestinaje.

En la respuesta, la autoridad provincial señala que en la fiscalización realizada en el marco del programa de Seguridad Barrio en Paz Comercial se corroboró que el complejo habitacional es arrendado a ciudadanas extranjeras.
Se agrega que personal de la PDI efectuó un control de extranjería, constatándose la legalidad y que, en cuanto a la situación de hacinamiento, no se tiene competencia en este sentido.

Respecto al tema del comercio sexual, la respuesta al concejal señala que “no existen menores de edad, que sería la única forma de denunciarlo”.

Sin embargo, la dirección a la cual se alude no es coincidente ciento por ciento con lo denunciado por vecinos. De acuerdo a la investigación efectuada por La Prensa Austral, las cabañas que registrarían hacinamiento se encuentran más al sur y en frente de la propiedad inspeccionada por la gobernación.

Respecto de las críticas efectuadas a su gestión de denunciante, Aguilante lamentó “el que no se entienda el papel que cumplimos los concejales como representantes de la comunidad. Aquí sólo acogí una denuncia, tal como debemos hacerlos todos los ediles, y respaldé pidiendo que se investigue, como debe ser”.