Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

PDI llama al autocuidado en compras de Navidad

Ladrones suelen “marcar” aquellas viviendas que permanecen sin moradores por varios días.

Por La Prensa Austral jueves 22 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
8
Visitas


El hurto es uno de los delitos más frecuentes, y esta semana tampoco ha estado exenta de este tipo de ilícitos, a través de la sustracción de dinero, un notebook y hasta de una mascota desde un domicilio. Esto lo sabe bien la Policía de Investigaciones (PDI), ya que en estas fiestas de fin de año se da una mayor afluencia de personas en el comercio, en tanto hay familias que salen de paseo o de vacaciones.

Al respecto, el subcomisario Víctor Hurtado, de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim), llamó a la comunidad a mantenerse atenta ante estos delitos y a no exponerse innecesariamente a ellos. En este sentido, entregó algunas sugerencias o medidas de seguridad, que permitan reducir el riesgo a ser eventuales víctimas.

Para quien salga al comercio a comprar algunas cosas en particular, recomendó planificar antes, de manera de salir preparado. Y si va a portar dinero, en lo posible distribuirlo en varios lugares y no llevarlo todo junto. Del mismo modo, no portar la billetera en un lugar visible, siendo ideal un bolsillo con cierre.

En caso de comprar con dinero plástico, es preferible ir acompañado a sacar dinero al cajero automático, de manera que el acompañante impida al siguiente de la fila ver la transacción realizada. Del mismo modo, instó a preocuparse siempre de retirar la tarjeta y tomándose el tiempo para que el equipo reinicie (ello impide clonar tarjetas, ya que en los segundos posteriores es posible que alguien recupere la clave).

En el supermercado
Otro aspecto que preocupa a la policía se da en los supermercados, donde algunas clientas suelen perder sus carteras al dejarlas en un carro mientras buscan algún producto. Hay hurtos tan rápidos que incluso basta darle la espalda al ladrón por escasos segundos para que éste -que se mantiene observando- la “haga desaparecer”.

En el caso de quienes deban ir al banco a efectuar depósitos, giros o movimientos de dinero, aconsejó no dejar estas cosas para el final, y así evitar andar de prisa haciéndolo todo. Así también en el comercio, para no andar con la prisa de que vayan a cerrar el local.

Incluso hay personas a quienes se les queda la billetera o la cartera en el carro del supermercado o en la caja de la tienda, muchas veces porque dejaron sus efectos personales allí por el apuro, mientras sacaban dinero o su tarjeta para pagar.

Ausencias peligrosas
También es de cuidado dejar la casa sola por algunos días sin que alguien la vigile, ya que los ladrones suelen “marcar” aquellas viviendas que permanecen sin moradores en vacaciones. Para ello arrojan basura al antejardín, y si ésta sigue allí en los días posteriores inducirá a los antisociales a tocar a la puerta. Si nadie responde, es señal de que el terreno está llano para delinquir.

De ahí que la recomendación al salir sea dejar la casa al cuidado de algún vecino o persona de confianza, que pueda ir ojalá diariamente a retirar las cartas o cobranzas que vayan llegando al domicilio, y así evitar que éstas se acumulen.

En caso de una salida prolongada, Hurtado también sugirió adquirir en el comercio un temporizador conectado a una lámpara para que ésta se encienda en determinadas horas del día.

Asimismo, remarcó que quienes salgan a dar un saludo navideño o acudan a la iglesia al nacimiento de Jesús procuren dejar sus ventanas cerradas y luces encendidas. Una ventana abierta siempre será aprovechada por los amigos de lo ajeno para llevarse lo más liviano que haya en casa como botín: dinero, artículos de oro (gargantillas, aros), teléfonos celulares y notebooks, que es lo más fácil de llevar y reducir.

A modo de resumen, no hay que olvidar siempre que “la ocasión hace al ladrón”.