Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Pedirán cambiar nombre de calle Roca

Ex Mandatario argentino es considerado cómplice del asesinato de chilenos en la Patagonia argentina en el siglo XIX.

Por La Prensa Austral sábado 20 de agosto del 2011

Compartir esta noticia
61
Visitas


La naciente Unión Comunal de Organizaciones de los Derechos Humanos de Punta Arenas pedirá al alcalde Vladimiro Mimica cambiar el nombre de la calle que recuerda al ex Presidente argentino, Julio Roca, por ser considerado el responsable de la matanza de chilenos en la Patagonia argentina a fines del siglo XIX.

Aprovechando la presencia del alcalde Vladimiro Mimica en el acto de constitución del organismo, su presidente Francisco Alarcón Barrientos enfatizó en que trabajarán para echar abajo el nombre de calle Roca, que como una de las arterias principales de Punta Arenas recuerda al ex Mandatario Julio Roca, de Argentina. Este último se alió a fines del siglo XIX con el mandatario chileno Federico Errázuriz, quien autorizó al vecino gobierno para la masacre de compatriotas chilenos en la Patagonia argentina. El dirigente destacó que los argentinos “enmendaron ese error antes que nosotros”, de modo que en Río Gallegos, hace pocos meses y de manera muy expedita, se suprimió el nombre de la calle Roca, siendo reemplazado por el de Presidente Néstor Kirchner.

Alarcón agregó que los temas de Derechos Humanos siempre deben estar presentes en el acontecer regional, y nunca dejar de estar atentos en su ejercicio.

El lugar escogido para el emotivo acto donde se constituyó oficialmente la Unión Comunal de Organizaciones de los Derechos Humanos de Punta Arenas, fue el edificio de los Derechos Humanos de Avenida Colón Nº630, símbolo de la historia arquitectónica de la ciudad y del cual se espera borrar su apelativo de “Palacio de las Sonrisas”, impuesto por torturadores.

La ceremonia fue presidida por el alcalde Vladimiro Mimica, y contó con Sofía Díaz como ministra de fe de este nuevo referente, iniciado con tres organizaciones constituyentes: la Agrupación de Ex Presos Políticos y Familiares, la Agrupación de Ejecutados y Desaparecidos Políticos y la Agrupación de Refugiados en la Patagonia, con la posibilidad de que próximamente se integren también la Agrupación de Derechos Humanos Salvador Allende y la Agrupación de Beneficiarios de la Tarjeta Prais.

“Nunca más”

En la ocasión, el alcalde valoró este nuevo referente del cual fue uno de sus promotores, como víctima de violaciones a los Derechos Humanos y también con el anhelo de decir “nunca más”. Se mostró coincidente con que la Declaración de los Derechos Humanos debe estar en todos los colegios e instituciones, e incluso en los cuarteles policiales “para que nunca nadie más ose violar los derechos esenciales del hombre”.

El edil comprometió la colaboración del municipio en todo lo que necesite y en levantar el memorial de los Derechos Humanos en el bandejón de Avenida Colón.

La directiva de esta organización quedó constituida por: Francisco Alarcón Barrientos, presidente; Juan Manuel Goya, secretario; Sergio Barrientos, tesorero; Juvenal Vásquez y Carlos Lamas, directores.

Alarcón señaló que ayer se cristalizó un deseo largamente anhelado y que no debió demorar tanto, ver los temas de Derechos Humanos como una cuestión transversal histórica y con futuro, no sólo mirar los 17 años de la dictadura militar de Pinochet, ya que “también para atrás se violaron los Derechos Humanos”.

Esta nueva Unión Comunal está abierta a organizaciones comunitarias y en ella no participarán partidos políticos. Entre sus objetivos figuran la reconstrucción de la memoria colectiva referida a los horrores del terrorismo de Estado, la promoción de los Derechos Humanos, el apoyo a las víctimas de violaciones de estos derechos fundamentales, la integración de organizaciones afines, asesoría y equipamiento para postular a iniciativas concursables, entre otros.