Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Pensionado con cáncer pulmonar denuncia que farmacias no tienen medicamentos genéricos

No encontró un fármaco por el que pagaba 1.500 pesos, pero a cambio
le ofrecieron otro de 13 mil pesos.

Por La Prensa Austral martes 5 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
121
Visitas


El pasado 14 de febrero entró en vigencia la denominada nueva Ley de Fármacos, que regula la venta, acceso y prescripción de medicamentos en el país. La normativa estipula que los médicos, aunque prefieran recomendar una marca en particular, deben incluir en su prescripción la denominación común del medicamento, a modo de información. Esto permitirá además que, cuando el remedio indicado tenga una opción bioequivalente, pueda ser intercambiado en la farmacia a solicitud del paciente.

Pero esta norma, a decir del pensionado por invalidez Víctor Hugo Vega Murillo, de 56 años, no se estaría respetando.
Esto lo vivió en carne propia en la tarde de ayer al recorrer los locales que las tres cadenas farmacéuticas -Cruz Verde, Salco y Ahumada- tienen en calle Bories, en Punta Arenas.

Este enfermo de cáncer pulmonar se atiende en el consultorio Tomás Fenton y al ir ayer tarde a retirar sus pastillas para prevenir la dificultad para respirar causada por el asma, lamentablemente no había stock, razón por la que el doctor Alvaro Canelo le extendió una receta donde se prescribía el fármaco “Teofilina comprimido de 125 mg.).

Eran las 18,30 horas de ayer cuando un “sofocado” Vega Murillo llegó hasta las oficinas de La Prensa Austral. Relató que venía de visitar las tres principales farmacias de calle Bories, donde recibió como respuesta que si bien no tenían “Teofilina”, a cambio le ofrecían el fármaco “Elexin” (una caja azul donde abajo logró leer la palabra “Teofilina”). Por el primer medicamento genérico solía pagar 1.500 pesos, pero por el segundo su valor era ayer más de 13 mil pesos. Cobra una pensión de $116 mil por lo que no pudo comprar su medicamento. El domingo, en la noche, debido a que le faltaban sus pastillas, tuvo que trasladarse de urgencia al consultorio 18 de Septiembre, donde “llegué a punto de sufrir un paro cardiaco”.

Indignado señaló que no puede ser que las farmacias no respetan la Ley de Fármacos, recordando que los locales comerciales deben tener disponibles, por norma, unos 300 medicamentos genéricos certificados.