Necrológicas

Pese a disculpas públicas enviaron a prisión a ex tesorero de la Confederación Deportiva

“Reconozco la falta que he cometido, nunca fue con mala intención, siempre pensé que podía ganar algún dinero y devolver la plata que usé indebidamente, por tanto le pido disculpas a los dirigentes de la Confederación; a lo mejor no vale, pero quiero pedirle disculpas a los deportistas de Magallanes, pedir disculpa a la comunidad en general y también a mis amigos y fundamentalmente a mi familia a los que les estoy haciendo mucho daño, y decirles que estoy profundamente arrepentido de lo que he hecho”.
[…]

Por La Prensa Austral martes 18 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
55
Visitas


“Reconozco la falta que he cometido, nunca fue con mala intención, siempre pensé que podía ganar algún dinero y devolver la plata que usé indebidamente, por tanto le pido disculpas a los dirigentes de la Confederación; a lo mejor no vale, pero quiero pedirle disculpas a los deportistas de Magallanes, pedir disculpa a la comunidad en general y también a mis amigos y fundamentalmente a mi familia a los que les estoy haciendo mucho daño, y decirles que estoy profundamente arrepentido de lo que he hecho”.

Las palabras fueron pronunciadas por el ex tesorero de la Confederación Deportiva de Magallanes, Rubén Vargas Hernández, durante la audiencia de formalización de cargos realizada ayer en el Centro de Justicia de Punta Arenas.

El fiscal a cargo, Felipe Aguirre, imputó a Vargas la falsificación de 64 cheques de la cuenta corriente de la Confederación, además de 2 delitos de abuso de firma en blanco, todo lo cual suma cerca de 90,5 millones de pesos. En proceso de investigación se encuentran otros documentos bancarios, por cerca de otros 70 millones de pesos.

Junto al fiscal compareció el querellante en esta causa, Miguel Sánchez, quien lo hizo acompañado de su abogado Dagoberto Arias.
Vargas Hernández, en tanto, se presentó junto a su abogado particular, Juan José Arcos.

Ante el juez de garantía Gonzalo Celedón y en una sala de audiencia donde se encontraban como espectadores varios dirigentes deportivos y la propia Confederación Deportiva, el fiscal a cargo detalló uno a uno los documentos emitidos fraudulentamente por el ex tesorero, quien según lo expuesto, falsificaba la firma del entonces presidente Miguel Sánchez Oyarzo, para luego depositar los documentos en su cuenta bancaria personal. Los dineros, se habrían malversados entre marzo de 2009 y septiembre de 2010, ascendiendo a una suma total de $90.562665, pero no descartándose que pueda ascender dicha cifra, ya que el fiscal Aguirre aseguró que faltan documentos mercantiles por pesquisar.

El encargado de las finanzas tenía la misión de administrar los fondos del cobro de cuotas de asociados, llevar los registros de ingresos e inventario, siendo autorizado para el manejo de la cuenta bancaria de la entidad.

Cuadro patológico

El abogado Juan José Arcos al intervenir a favor de su cliente, planteó que el actuar ilícito de su representado obedeció a un cuadro patológico mental de ludopatía, ya que, luego de ganar un premio de cerca de 8 millones de pesos en el casino de Punta Arenas, su representado comenzó a jugar descontroladamente, incluyendo los dineros que obtenía de manera ilícita, cayendo en un circulo vicioso, a fin de intentar ganar dinero para restituir lo sustraído.

Subrayó que desde un comienzo su defendido ha reconocido los hechos, por los que pidió disculpas a los perjudicados, y que está arrepentido de su actuar, razón por la que ha colaborado desde el inicio de las pesquisas indagatorias para facilitar la investigación del Ministerio Público.

Prisión preventiva

Aun cuando el fiscal Aguirre solicitó para Vargas Hernández la medida de arresto domiciliario total, el abogado querellante Dagoberto Arias pidió de plano la prisión preventiva, argumentando para ello que en su actuar malicioso no sólo perjudicó a la Confederación, sino que a miles de personas relacionadas a las diferentes ramas deportivas acogidas en la institución, por lo que existe un daño a la comunidad. Añadió que ante lo contundente de los antecedentes en contra del imputado, existiría la posibilidad de que intentara eludir la acción de la justicia, por lo que respaldó su solicitud en querer asegurar su comparecencia a las etapas del proceso.
Finalmente, el juez suplente Gonzalo Celedón, aceptó los argumentos de la parte querellante, imponiendo la prisión preventiva para el ex tesorero, tras lo cual el fiscal solicitó un plazo investigativo de 90 días, los cuales, ante la oposición del defensor Arcos, no fueron concedidos por el magistrado, quien sólo decretó 45 días de plazo, ordenando el ingreso al complejo penitenciario de Punta Arenas del acusado. El abogado Arcos anunció que recurrirá ante la Corte de Apelaciones procurando dejar sin efecto la prisión de su cliente.
Tensa audiencia

A las 10,50 horas Rubén Vargas arribó al Centro de Justicia acompañado de su abogado defensor. Declinó a la entrada entregar declaraciones a la prensa, señalando que sus descargos los haría durante la audiencia.

Minutos antes, habían llegado a tribunales los actuales dirigentes de la Confederación, encabezados por el actual presidente, Angel Gómez. También lo hizo el ex presidente y querellante, Miguel Sánchez.

Durante gran parte de la audiencia de formalización de la investigación, que se extendió por más de una hora, el silencio reinaba en la primera sala del Juzgado de Garantía. Pero, dicho hermetismo se rompió cuando los asistentes escucharon las disculpas del imputado. En ese momento los murmullos e incluso risas se dejaron escuchar. Otro instante trascendental de la jornada se vivió cuando la parte querellante solicitó la prisión preventiva la expectación se hizo sentir, y el asombro embargó a los presentes al ser otorgada la medida por el juez Celedón.

Hablan el querellante y el fiscal

Finalizada la actuación judicial, visiblemente emocionado, el entonces presidente de la Confederación Deportiva, Miguel Sánchez declaró que “esto es un tema muy triste para nosotros, para el deporte y para los más de 4,500 deportistas que se han visto afectados”, añadiendo que “no es grato estar involucrado en un hecho tan grave, que pone en tela de juicio el trabajo de dirigentes deportivos intachables y enloda una institución que sólo ha dado satisfacciones para la región”.

Sobre la manifestación de arrepentimiento de Rubén Vargas, el ex dirigente fue enfático en comentar; “es tarde, muy tarde, sabiendo el sufrimiento que nos causó, nunca antes dijo nada, y nos vimos todos deshonrados y pareció no importarle”.

Finalmente, el fiscal Felipe Aguirre informó que no se descarta que se pueda reformalizar a Vargas, ya que al menos restan las pesquisas en 25 documentos, y dejó entrever que podrían haber más personas relacionadas en el delito, pero que aquello es aun materia de la investigación.