Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Planteó el presidente regional del Colegio Médico, Gonzalo Sáez, sobre el déficit de profesionales “Hay que diseñar una oferta que sea conveniente para atraer especialistas”

Opinó que la colaboración de las instituciones de salud pública y privada podría solucionar la necesidad de médicos en Magallanes.

Por La Prensa Austral sábado 22 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
119
Visitas


Un aumento general en la calidad de atenciones y servicios de todas las unidades y especialidades del Hospital Clínico durante el último año han tenido como resultado que el principal centro asistencial de la región se ubique entre los primeros 30 mejor evaluados de todo Chile a dos años de iniciar el funcionamiento del flamante centro asistencial de Avenida Eduardo Frei esquina Los Flamencos, al norponiente de Punta Arenas.

Pese a estos resultados positivos que buscan ubicar al hospital de alta complejidad como el mejor de todo el país, la falta de profesionales médicos con subespecialidades clínicas en al menos ocho servicios aleja al centro asistencial de esta meta que podría ser conseguida por un esfuerzo conjunto de todas las instituciones y entes de salud en la región.
La semana pasada el director (s) del Hospital Clínico, Dr. Mario Mayanz, señaló a La Prensa Austral que pese a las mejoras registradas en el último tiempo “aún así debiéramos contar con otro oncólogo médico, especialistas en cirugía de tórax, cabeza y cuello, cirugía plástica y reparadora, además de subespecialidades de medicina interna, como cardiología intervencionista, endocrinología y reumatología”.

En ese sentido el presidente regional del Colegio Médico, Gonzalo Sáez Torres, planteó que lamentablemente la necesidad de especialistas médicos es una realidad en todos los hospitales públicos del país y esto responde a los problemas de las políticas del sector salud que hacen que la mayoría de estos profesionales se integren al sector privado, acotando que existen generaciones enteras de especialistas que han sido contratados directamente por clínicas y grandes hospitales de las principales ciudades del país.

Falta de incentivos

Ante este déficit que a criterio del directivo médico está centrado en la “falta de incentivos para mantener a los especialistas en el servicio de salud pública”, la situación que afecta al Hospital Clínico Dr. Lautaro Navarro “podría solucionarse si el Servicio de Salud central y regional hicieran un esfuerzo para ofrecer a los profesionales una alternativa que les permita o les haga atractiva la oferta de trasladarse a regiones”, subrayó.

El urólogo que preside el Colegio Médico en Magallanes explicó que los médicos y subespecialistas que hacen falta en el centro asistencial son profesionales con más de 12 años de formación y experiencia por lo que “hay que diseñar una oferta que les sea conveniente, no sólo desde el punto de vista profesional y económico, sino familiar y académico”, detallando que la necesidad de vivienda adecuada y educación para su círculo familiar debe ser mejorada directamente para hacer atractiva la oferta.

Gonzalo Sáez manifestó que estos esfuerzos deben involucrar en la región a las instituciones y servicios de salud públicos y privados ya que “podrían aliarse, por ejemplo, el Hospital Clínico, el Hospital de las Fuerzas Armadas, la Clínica Magallanes y todos los centros que pudieran beneficiarse con la llegada de subespecialistas”, señalando que carece de sentido entrar en competencia por tener especialistas exclusivos en una ciudad tan pequeña pero con tantas necesidades, ya que “al final se verán beneficiados todos los usuarios y pacientes de la región con la llegada de alguno de éstos”.

Con respecto a la diversidad de especialistas que necesita la atención médica en la región, Sáez planteó que “a medida que se complejiza la atención aumenta la necesidad de algún médico subespecializado”, poniendo como ejemplo que un cirujano no puede atender simultáneamente la totalidad de los procedimientos ya que se necesitan especialistas en procedimientos torácicos, de tracto digestivo y al igual los especialistas.

Finalmente señaló que entre las prioridades se encontraría la contratación de reumatólogos y médicos intensivistas ya que “a medida que aumentamos la cantidad de camas críticas los médicos deben hacer demasiados turnos”, destacando de sobremanera el esfuerzo que han hecho hasta la fecha los especialistas que se desempeñan en la región ya que pese a la carencia de personal se sigue atendiendo con la mayor calidad posible.