Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Polémica nacional generan dichos de obispo Bastres tras promover el exterminio de los perros vagos

Ayer no paraban de reproducirse en portales nacionales y de otros países -incluyendo a México- las declaraciones formuladas por el obispo Bernardo Bastres a este medio sobre al preocupante problema de salud que plantean los perros vagos, frente a lo cual se mostró partidario de eliminar a los canes abandonados, e insta a imitar a países europeos en este sentido.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 10 de enero del 2013

Compartir esta noticia
13
Visitas


Ayer no paraban de reproducirse en portales nacionales y de otros países -incluyendo a México- las declaraciones formuladas por el obispo Bernardo Bastres a este medio sobre al preocupante problema de salud que plantean los perros vagos, frente a lo cual se mostró partidario de eliminar a los canes abandonados, e insta a imitar a países europeos en este sentido.

Aun cuando sus palabras no terminan de causar escozor en los defensores de los animales y en quienes no comparten su particular visión amparada en un mandato bíblico, los dichos del pastor diocesano no son nada nuevo, pues Bastres ya había hecho público dicho planteamiento en el portal oficial de la Conferencia Episcopal de Chile (www.iglesia.cl) el 25 de enero de 2008.

Con expresiones similares, en aquella crónica intitulada: “Los perros tienen más derechos que las personas”, el obispo de Punta Arenas remarcaba entonces que la plaga de perros callejeros que asedian el centro de la ciudad se ha convertido en un problema de salud pública, debido a que las autoridades políticas no quieren tomar acciones por temor a ser considerados “insensibles” con los animales.

En esa época, Bastres denunciaba que el actual gobierno “está dictando normas sobre la vida humana, como la legalización de la llamada ‘píldora del día después’ y otras políticas referidas al control de la natalidad”, pero no se deciden a tomar acción frente a la plaga de perros sin dueño. Para él, esto es inconsecuente, pues “los temas que tienen que ver con la vida de las personas merecen ser apoyados y discutidos en el Congreso, porque tienen que ver con la regulación de la natalidad del país, no así los derechos de un animal”.

Incluso recordaba que cuando los obispos chilenos se opusieron a la norma del gobierno que obligaba la distribución de la droga abortista Postinor II, el Ministerio de Salud señaló que ésta era “una norma de bien común”.

Sin embargo, recalcaba que con el problema que tenemos con el exceso de perros no se dicta una norma, sino que hay que esperar una ley: “es decir, en la práctica nos están diciendo que un perro es más importante que regular la vida de un ser humano”.

Impacto nacional

Entre quienes rechazaron los dichos de monseñor Bastres en la jornada de ayer, se encuentra Mauricio Serrano, coordinador nacional de la organización Animal Libre, quien dijo que “plantear la eliminación es una actitud poco ética. Es un llamado al odio hacia los animales. No se justifica un llamado a asesinar perros. No se puede resolver este problema a través del asesinato”, citó Cooperativa.

En tanto, el conocido médico veterinario Sebastián “Lindorfo” Jiménez, ex conductor de televisión, afirmó al diario La Cuarta que “la matanza de perros no sólo es socialmente repudiada, sino que además no es la solución al problema de acuerdo a lo que señalan diversos organismos internacionales”. Luego agregó que acabar en forma masiva con la población canina para su control es inútil, pero que además “los métodos que se utilizan, como la estricnina o T-61, son de una crueldad infinita”.