Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Por el cobro fraudulento de 103 cheques se querellaron contra tesorero de la Confederación Deportiva

A quince días de que estallara públicamente el escándalo en las finanzas de la Confederación Deportiva de Magallanes, ayer, a las 13,30 horas, ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, se oficializó la presentación de una querella criminal contra el tesorero de la institución, Rubén Vargas Hernández, por delitos reiterados de falsificación de instrumento privado mercantil. El directivo es sindicado de apropiarse indebidamente de 165 millones de pesos.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 7 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
20
Visitas


A quince días de que estallara públicamente el escándalo en las finanzas de la Confederación Deportiva de Magallanes, ayer, a las 13,30 horas, ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, se oficializó la presentación de una querella criminal contra el tesorero de la institución, Rubén Vargas Hernández, por delitos reiterados de falsificación de instrumento privado mercantil. El directivo es sindicado de apropiarse indebidamente de 165 millones de pesos.

La gestión judicial fue cumplida por el presidente de la Confederación Deportiva, Miguel Angel Sánchez Oyarzo, acompañado del abogado Dagoberto Arias.

En la presentación legal se hace mención que fruto de la venta de los terrenos donde actualmente se emplaza el Hotel Casino Dreams, la entidad obtuvo recursos por 1.850 millones de pesos, los que fueron depositados a plazo en fondos mutuos y en la cuenta corriente del Banco Santander, cuyo titular es la Confederación Deportiva. En ella podía girar, actuando conjuntamente al efecto, el tesorero Rubén Vargas y el presidente Miguel Sánchez, de manera que los cheques debían tener dos firmas, las que debían corresponder a las registradas en dicha entidad bancaria.

Pese a ello, hasta la fecha se ha podido determinar que desde el 12 de febrero de 2009, el tesorero procedió de una manera reiterada a completar cheques a su nombre, por sumas diversas, “los que firmaba falsificando mi firma”, denuncia Sánchez en su libelo judicial.

De acuerdo a lo establecido durante estos últimos 15 días, Vargas Hernández “se apropió indebidamente de la suma de 165.797.835 pesos, hasta el 11 de octubre de 2011, fecha en que cobró el último cheque mediante el ilícito referido”.

Para no ser descubierto, en el intertanto hacía coincidir el monto de los egresos y facturas o boletas que debía pagar con un cheque, el que en la práctica y contrariamente a lo que consignaba en el asiento contable, emitía a su nombre por un monto muy superior.

Cheques cobrados

La investigación interna permitió detectar que durante dos años y ocho meses el tesorero cobró fraudulentamente un total de 103 cheques, los cuales fueron girados a su nombre, cobrando por caja 57 de ellos, o bien depositándolos en una cuenta que mantiene el denunciado en el Banco de Crédito e Inversiones de Punta Arenas, método que utilizó con 46 de estos documentos.

De acuerdo a los antecedentes expuestos, se pide al Juzgado de Garantía admitir a trámite la querella criminal, de modo que el Ministerio Público pueda investigar los eventuales delitos de apropiación indebida y falsificación de instrumento privado mercantil, a fin de que se determine la responsabilidad penal que pudiera caberle en tales ilícitos al denunciado Rubén Vargas.

No obstante, el abogado querellante Dagoberto Arias adelantó que, probablemente, también se pedirá la investigación del eventual delito de abuso de firma en blanco respecto del querellado. Este ilícito lo comete la persona que abusando de la firma de otro en blanco y extendiendo con ella algún documento, produce un perjuicio en la persona que firmó o de un tercero.
Amistades han dado cuenta que el tesorero de la entidad se encontraría en la zona.