Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Por mar y aire buscan a dos pescadores perdidos en bote a motor

Los hermanos Sergio Adrián y Juan Carlos Huinao Vargas no volvieron a puerto en el seno Nevado, como se esperaba el domingo a las 20 horas. No se descarta que pudieran estar capeando un temporal.

Por La Prensa Austral martes 13 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
173
Visitas


Una eventual emergencia marítima mantiene desde ayer a la Capitanía de Puerto de Punta Arenas preocupada de poder dar con una embarcación menor a la cual se le perdió la pista desde el domingo, y en la cual se encontrarían dos hermanos.

Se trata de Juan Carlos Huinao Vargas, 32 años, y Sergio Adrián Huinao Vargas, 30 años, ambos con residencia en Puerto Natales, quienes conforman la dotación del bote a motor Como Pudiera, con matrícula de Puerto Cisnes.
Este debería haber recalado a las 20 horas del domingo en seno Nevado, unas diez horas de navegación al surweste de Punta Arenas, lo cual no cumplió. A ello se sumaría el mal tiempo imperante en la zona.

La familia de los pescadores presentó el lunes una denuncia por presunta desgracia, la cual fue activada en base a la incertidumbre sobre su paradero. Al mediodía de ayer, la autoridad marítima activó su sistema de búsqueda y rescate.

Se informó que la embarcación opera en el estrecho de Magallanes, en el sector del paso Largo, y tiene puerto base en seno Nevado, próximo a isla Santa Inés. El bote a motor se dedica a la extracción de merluza, y los familiares exteriorizaron su preocupación ante el hecho de que éste no llegara a las 8 de la tarde del domingo a su destino. Ello hizo pensar como probable que les haya pasado algo.

Ante este escenario, la Armada despachó ayer a las 15 horas a la patrullera Punta Arenas al área mencionada, a la cual se esperaba que llegara anoche a las 22 horas. Junto con las primeras luces del día se espera que la nave pueda iniciar una rebusca en el área, y en el intertanto no se descarta que el bote pudiera estar capeando el temporal en algún sector abrigado.

Asimismo, se solicitó el apoyo a todas las embarcaciones que están en el área, y además se dispuso que esta tarea pudiera ser apoyada desde el aire por el avión de exploración aeromarítima de la Tercera Zona Naval. De no haber novedad, seguirían abocados a una rebusca marítima y costera.

El bote perdido solía efectuar labores durante todo el día, de 7 a 20 horas. Su zarpe había sido gestionado por 30 días a objeto de ahorrar el trámite administrativo. Para ello en el área disponen de un contacto en tierra, que a diario chequea su actividad. De ahí que hoy se presuma que les haya pasado algo.