Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

pPresidente del Sindicato de Trabajadores de Enap Magallanes: “Si me tengo que ir preso por defender a los trabajadores o a la empresa, no tengo problema”

Luego de las amenazas de querella por parte de los dueños de la estancia Los Pozos contra el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) Magallanes, Alejandro Avendaño Gallardo, ante sus declaraciones en torno al conflicto por la Ruta Y-565, el dirigente gremial defendió su postura, exigiendo a la petrolera y a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (Mop) zanjar el problema.
[…]

Por La Prensa Austral martes 8 de julio del 2014

Compartir esta noticia
21
Visitas


Luego de las amenazas de querella por parte de los dueños de la estancia Los Pozos contra el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) Magallanes, Alejandro Avendaño Gallardo, ante sus declaraciones en torno al conflicto por la Ruta Y-565, el dirigente gremial defendió su postura, exigiendo a la petrolera y a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (Mop) zanjar el problema.
“Este tema le compete y bastante al sindicato, porque desde hace tiempo, hemos tenido reclamos de parte de los trabajadores por el accionar de cierres momentáneos del camino, que hace la estancia Los Pozos y que, obviamente, tensiona a los trabajadores”, declaró Avendaño, agregando que “la gerencia, con su grupo de abogados, se ha dejado estar en tener una solución a este tema”.
“Yo conozco perfectamente a la señora Cruz, yo no podría hablar mal de ella, ni de su familia, y tampoco tengo ningún problema en conversar con ella, pero aquí lo que estamos pidiendo es tranquilidad para los trabajadores ante un tema que no está resuelto y la empresa debe poner de su parte para solucionar este tema y también el Mop que tiene algo que decir”, planteó el dirigente.
Y añadió que: “Yo no veo cómo se pueda hacer una querella si lo único que estamos diciendo es que hay un camino que a veces se cierra y hay que ver si eso es legal o no. Ahora, si llegar a haber una querella en contra del sindicato o mi persona como representante legal, yo no tengo ningún problema en decir que si me tengo que ir preso por defender a los trabajadores o a la empresa -cosa que los ejecutivos no hacen- no tengo ningún problema”.
Secundando a Avendaño, la vicepresidenta del gremio, Erica Hidalgo, señaló que ante una eventual querella, los socios del sindicato respaldarán al dirigente. “El cuenta con el apoyo de su sindicato, con los trabajadores que están detrás y que son más de 900.…Nuestra gente ya está bastante cansada con la función diaria, para tener que aguantar conflictos con los ganaderos. Este es un tema que la Enap tiene que resolver, alguien tiene que hacerse cargo”, sostuvo.
Al respecto, la abogada representante de la estancia, Paola González, reiteró que el problema “no le compete al sindicato”, señalando que sigue en pie la futura presentación de una querella contra el dirigente.
“El pronunciamiento que pidió el sindicato no es un tema que les competa, el uso del camino es un tema que interesa a dos partes, que son los estancieros y Enap, e incluso, al Mop, pero la gobernación no tendría que pronunciarse”, esgrimió la profesional.
¿Público o privado?
El principal dilema entre la estatal y los ganaderos continúa siendo la naturaleza del camino que hoy día se encuentra enrolado y, por ende, tanto la Enap como el Mop, aseguran que se trata de un camino público.
En palabras del seremi de Obras Públicas, Ricardo Haro, “el camino tiene un rol, por lo tanto, es un camino público que va hasta el faro de la punta Dúngenes… y los caminos públicos deben estar abiertos”.
No obstante, los estancieros se encuentran actualmente en trámites para lograr desenrolar la ruta. “Existen antecedentes que indican que posiblemente el camino se enroló por error, porque cuando se hizo, nunca se consultó a los propietarios, ellos nunca fueron notificados de nada”.
A raíz de lo cual se ingresó una solicitud por vía administrativa al respecto. “En estricto rigor, no hay un pronunciamiento definitivo, se entiende que es de uso público, hay una presunción de uso público, pero las presunciones pueden ser de derecho o simplemente legales, las primeras no admiten pruebas contrarias, pero las segundas sí, por eso, estamos buscando las pruebas contrarias a eso”, concluyó.