Necrológicas

Preocupa caída de precio y de volúmenes de exportación de productos ovinos

Debido a los efectos de la crisis económica en Europa, el mercado de exportación de carne ovina se ha visto afectado tanto en su precio como en sus volúmenes de venta.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 19 de enero del 2013

Compartir esta noticia
108
Visitas


Debido a los efectos de la crisis económica en Europa, el mercado de exportación de carne ovina se ha visto afectado tanto en su precio como en sus volúmenes de venta.

De la preocupación tanto de los empresarios como ganaderos, da cuenta el gerente general de Frigorífico Simunovic, Nicolás Simunovic, quien destacó el retraso en el inicio de la temporada de la apertura de las plantas faenadotas.

El empresario sostuvo que se encuentran bastante “preocupados” por lo que está ocurriendo en Europa y que, por lo tanto, están a la espera de saber si van a poder habilitar nuevos mercados, como Malasia y países árabes, así como China.

Precisamente sobre el informe de la visita de representantes de ese país a plantas faenadoras, la directora regional de ProChile, Laura Alvarez, se mostró optimista.

“La crisis europea ha deprimido bastante el mercado. Pero no significa que hoy en día no se esté comprando. Se está haciendo, pero en menores volúmenes. Antes se compraba la producción por adelantado y hoy, se compra en cuotas más pequeñas, reponiendo los pedidos en la medida que los van vendiendo. O sea, no se arriesgan como antes en comprar grandes stocks, sino que han reducido el tamaño de éstos; hay más pedidos, pero más pequeños”, explicó.

“Los precios han bajado en todo el mundo. Nueva Zelanda también ha sentido una depresión en términos de los precios de sus ovinos”, agregó Alvarez.

“Sin embargo, hoy día tenemos otras salidas. Hoy día está habilitado el mercado norteamericano como una opción. Y hace poco llegó el informe de visita, que está en proceso de traducción, que tuvieron los chinos para habilitar las plantas. Por lo tanto, hoy día tenemos ad portas ese tremendo mercado al que se puede llegar con el cordero, a corto plazo. Opciones que no son Europa hay. Y por otro lado, se está trabajando en abrir los mercados en el norte de Europa: Dinamarca, Holanda, Suecia, países que no están tan golpeados por la crisis, que afecta más a los países que están en el sector del (mar) Mediterráneo. Entonces, ahí hay que hacer un trabajo en conjunto con las plantas, de buscar nuevos mercados. La demanda está”, afirmó.

Sobre el precio en el que se venderá el kilo de cordero este año, la directora regional de ProChile sostuvo que se prevé en tres dólares y 80 centavos, en base a un ejemplar ovino de 13 kilos. Ello, según dijo, significa alrededor de un 30% menos con respecto al precio del cordero del año pasado, que bordeaba los cuatro a cinco dólares el kilo.

“Para nosotros, como región, es muy importante el ovino, pero a nivel mundial somos muy pequeños, por lo tanto, nuestras producciones no son incidentes en términos de la demanda y es más fácil, entonces, encontrar mercados de nichos a dónde irnos con las escasas producciones que tenemos, si la comparamos con la neozelandesa o la australiana, incluso con Argentina. Brasil es un mercado al cual se puede acceder y que está cerca, y que está consumiendo mucho. Vamos a tener que reorientar nuestros mercados, pero, finalmente, la producción va a encontrar un destino”, añadió Alvarez sobre el tema.

“Estas son fluctuaciones normales del mercado. Es una situación muy especial la europea, pero el mercado tampoco se ha derrumbado como la gente tiende a creer. Se sigue comprando, pero en stocks más pequeños. Sin embargo, el escenario no es tan catastrófico como algunos creen. Esto sigue siendo demanda por proteína, por carne. Y la demanda por proteína en un mundo en crecimiento siempre está”, concluyó la directora regional de ProChile.