Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Presidenta de la DC afirmó que se intentaron consensos e intendente llamó al diálogo

Parlamentarios de la Nueva Mayoría no respondieron al llamado de La Prensa Austral para dar su versión respecto de las acusaciones.

Por La Prensa Austral miércoles 25 de junio del 2014

Compartir esta noticia
20
Visitas


Las denuncias realizadas por los consejeros regionales respecto de presiones políticas para elegir al presidente del cuerpo colegiado, no pasaron inadvertidas en el mundo político.

Durante la jornada de ayer, nuevos dichos aclararon un poco el panorama, dejando entrever quiénes fueron los autores de las presiones y amenazas ocurridas al interior del Consejo.

Es el caso del Udi, Rodolfo Moncada, representante de Puerto Williams, quien señaló que también fue víctima de presiones por parte de sus propios colegas. “Tampoco es tolerable que algunos consejeros empiecen a decir ‘oye a Puerto Williams le ha ido bien y le puede seguir yendo bien si respaldas a tal o cual persona’”. Creo que eso no corresponde bajo ningún punto de vista. Somos autónomos, elegidos de manera popular, yo a los únicos que les debo lealtad y respeto es a quienes votaron por mí”, afirmó Moncada.

Al ser consultado al respecto, el consejero admitió que quienes lo presionaron con estos dichos fueron los cores que respaldaban a Miguel Sierpe.

Por su parte, el DC Nicolás Gálvez, señaló que “las presiones no vienen directamente hacia mí, que es lo que más me llama la atención, sino que es sobre los otros consejeros. Mensajes, por ejemplo, del estilo que ‘Gálvez se entregó’ que les hacían llegar a otros colegas, como si esto fuera una guerra de guerrillas. Entonces eso es un nivel de presión externa hacia un Consejo Regional que se ha mantenido bastante ordenado”.

Por su parte, el consejero José Soto Passek, señaló que su inasistencia a la última sesión obedeció a la premura con la cual se le avisó de la reunión extraordinaria, lo que no le permitió acceder a pasajes aéreos. El edil manifestó desconocer las presiones de las que han sido víctimas sus colegas.

“Mi participación en el Core se limita, exclusivamente, a participar en el pleno y las comisiones y no tengo vínculos personales con ninguno de los otros consejeros”, precisó Soto Passek.

El consejero agregó que “yo creo que lo que está pasando, es que se están formando bloques políticos. En la sesión de Tierra del Fuego, yo le pedí al intendente Flies que se generara un espacio para que los candidatos puedan exponer sus posturas respecto de la presidencia, para que uno pueda votar sabiendo cuáles son las miradas que tiene cada uno, pero no fue acogida esta solicitud y todo esto se está manejando en forma privada”.

Soto Passek declinó adelantar su votación para el próximo 7 de julio, señalando que estudiará a cada uno de los candidatos, para luego decidir su opción.

Reacciones

La presidenta regional de la Democracia Cristiana, Eugenia Mancilla, en tanto, señaló desconocer si existieron o no presiones al interior del Consejo y lamentó la situación vivida el lunes al interior del pleno.

“Yo de lo único que puedo dar cuenta es que, en mi calidad de presidenta de la Democracia Cristiana, convoqué a mis camaradas que están en el centro del conflicto, en este caso, a Miguel Sierpe y a Nicolás Gálvez, para lograr tender un puente, un acuerdo y no llegar divididos a esta votación tan importante y trascendental para el Consejo Regional”, señaló Mancilla, haciendo énfasis en que el objetivo del encuentro fue buscar un acuerdo político al respecto.
“No estamos para aventuras personales. Lamentablemente, cuando hay intenciones de postularse a una candidatura como es la presidencia del Core, también tenemos que ver cuánta fuerza tenemos en los votos y obviamente, Miguel Sierpe concitaba la mayoría de las adhesiones de la Nueva Mayoría”, puntualizó la dirigenta.

La representante de la colectividad agregó que “las presiones, provengan de donde provengan, nunca son positivas, y sobre todo en un cuerpo colegiado que tiene que tener un grado de autonomía. Pero sin lugar a dudas, siempre cautelando la unidad de la Nueva Mayoría, no olvidando que nosotros somos parte importante de este conglomerado”.
Finalmente, el intendente Jorge Flies Añón, señaló que se trata de una elección histórica y que, por el bien de la región, espera que a través del diálogo, de las propuestas y del convencimiento mutuo, se pueda llegar a consenso.

“Cuando alguien habla de presiones, yo siempre digo que más que hablar, uno tiene que denunciarlo y comprobarlo. Yo espero que no sean acusaciones para la tribuna, sino que espero que cada uno de los consejeros esté respondiendo a su electorado, a los principios de cada una de las coaliciones que los identifican y nunca es respetable si hay presiones, son innecesarias”, afirmó Flies.

La Prensa Austral intentó comunicarse, sin éxito, con los parlamentarios Carolina Goic y Juan Morano, quienes no atendieron a los llamados.