Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Preso por propinar golpiza y violar a joven madre de su hija

Asegurando no recordar nada acerca de lo denunciado en su contra, y reclamando que alguien pudo haberle introducido algún narcótico en su bebida, ayer un sujeto de 22 años identificado con las iniciales C.A.S.S.O. (se omite el nombre para no revelar la identidad de la víctima) fue formalizado como autor de desacato y violación en contra de su ex pareja y madre de su pequeña hija de 4 años.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 30 de octubre del 2014

Compartir esta noticia
47
Visitas


Asegurando no recordar nada acerca de lo denunciado en su contra, y reclamando que alguien pudo haberle introducido algún narcótico en su bebida, ayer un sujeto de 22 años identificado con las iniciales C.A.S.S.O. (se omite el nombre para no revelar la identidad de la víctima) fue formalizado como autor de desacato y violación en contra de su ex pareja y madre de su pequeña hija de 4 años.
En audiencia de ayer en el Centro de Justicia, el fiscal Fernando Dobson relató un dramático episodio de extrema violencia. Según versión de la víctima, los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 25 de octubre en su domicilio, lugar hasta donde habría llegado el imputado en completo estado de ebriedad; la habría golpeado en reiteradas oportunidades y luego la habría violentado sexualmente sobre la mesa del comedor y en la habitación del inmueble.
De acuerdo a los antecedentes que maneja la Fiscalía, el sujeto no se detuvo ante el llanto y los gritos de su ex pareja, sino que por el contrario seguía agrediéndola y cubriéndole la boca para que no pidiera ayuda.
En dos oportunidades la habría violentado sexualmente, tras lo cual, en un aparente momento de arrepentimiento, el sujeto habría intentado pedirle perdón a la mujer quien lloraba desconsoladamente sin entender tamaña agresión, por lo que furibunda le gritó que no lo perdonaría, lo que enfureció más aún al autor del ataque, quien tomó la cabeza de la mujer y la golpeó con su rodilla para luego azotarla contra una pared. Tras ello el autor huyó del domicilio.
A duras penas la mujer se trasladó hasta una vivienda colindante en busca de ayuda de familiares, quienes la trasladaron al Hospital Clínico y al cuartel de Carabineros donde se interpuso la denuncia. Los exámenes médicos confirmaron la agresión sexual, razón por la que la investigación fue entregada a la PDI.
Tenía orden de alejamiento

Diversas fueron las diligencias emprendidas por la policía para dar con el paradero del sujeto, y pese a que no se logró su detención de inmediato, sí se pudo establecer la dinámica de los hechos, los que tendrían su génesis en una convivencia en que se encontraron víctima e imputado, quienes estaban separados, luego que la justicia impusiera una orden de alejamiento como medida de protección, ya que en oportunidades anteriores ya había sido atacada por su pareja.
El consumo excesivo de alcohol del imputado habría detonado el repudiable hecho de violencia doméstica. La ex relación de pareja y la existencia de una hija en común, conllevó a que el caso sea enmarcado en la Ley de Violencia Intrafamiliar.
Al conocer que la policía lo buscaba, C.A.S.S.O. se entregó en la tarde del martes en el cuartel de la PDI.
Tras el conmovedor relato entregado por el fiscal, el abogado defensor señaló que su representado asegura no recordar nada después de la convivencia, y que despertó después de un día entero que habría dormido en medio de matorrales del Parque María Behety, sospechando que se le introdujo alguna droga en su trago, ya que otros asistentes a dicha reunión estaban consumiendo algunas sustancias que desconoce, asegurando no recordar absolutamente nada acerca de lo relatado por la víctima.
De acuerdo al cúmulo de antecedentes aportados por la víctima, entre ellas sus lesiones y las cuatro causas anteriores por violencia intrafamiliar que enfrentaba el imputado, dos de ellas aún en proceso, el fiscal Dobson pidió la prisión preventiva, esgrimiendo que no hay nada que permita resguardar la seguridad de la afectada en caso de que el sujeto permaneciera libre, solicitud que fue concedida por el juez Pablo Miño, fijándose un plazo de 90 días para la investigación. El imputado ingresó a la cárcel.
A solicitud del abogado defensor Cristián Opazo y por encargo de la familia del imputado, éste quedó recluido en la enfermería de la cárcel, ya que habría sido amenazado desde el interior del penal.