Necrológicas

Programa de integración se ampliará a casi 78 niños para el año 2013

Dentro de la labor educativa que realizan los establecimientos educacionales de la región, uno de los aspectos importantes está relacionado con la integración de aquellos niños que tienen necesidades especiales y que requieren un tratamiento distinto y enfocado en que puedan participar por igual de las actividades de sus compañeros. Y en este tema, una de las escuelas que lleva la delantera es la Padre Alberto Hurtado, que durante el 2012 atendió a 68 alumnos con diferentes necesidades.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 30 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
17
Visitas


Dentro de la labor educativa que realizan los establecimientos educacionales de la región, uno de los aspectos importantes está relacionado con la integración de aquellos niños que tienen necesidades especiales y que requieren un tratamiento distinto y enfocado en que puedan participar por igual de las actividades de sus compañeros. Y en este tema, una de las escuelas que lleva la delantera es la Padre Alberto Hurtado, que durante el 2012 atendió a 68 alumnos con diferentes necesidades.

La coordinadora del Programa de Integración del establecimiento, Carolina Villarroel, indicó que para el año que viene estiman que tendrán a 78 niños formando parte del programa, que ha ido creciendo y que por eso cuentan con un personal compuesto por quince personas, entre kinesiólogos, fonoaudiólogos, educadores diferenciales, psicopedagogos, técnico en Educación Especial e intérpretes en lenguaje.

Villarroel contó que “la actividad que más se ha potenciado es el lenguaje de señas para beneficiar a niños con necesidades auditivas, especialmente con los que presentan hipoacusia o son sordos, aunque estamos tratando de que todos aprendan y que la escuela se mantenga en este camino”.

La coordinadora del programa explicó que en términos prácticos, “el director Juvenal Henríquez nos permite realizar las acciones y facilidades, para eso se dispone que en los consejos de curso se practique durante una hora. Hay mucha intervención en el aula común y también ocupamos la de recursos”.

En tanto, el director del establecimiento sostuvo que este programa nació “para incorporar a los niños con hipoacusia y eso dio pie a una especialidad de atención para tratar a estos niños. En la Escuela Padre Hurtado tenemos incorporado el tema de la diversidad y se han obtenido buenos resultados, porque después se han incorporado a otros ámbitos o han continuado estudios superiores”, destacó Juvenal Henríquez.

En la escuela se trata también a niños que presentan déficit atencional, trastornos comunicacionales, déficit motor, entre otros, “una atención preferencial para quienes están en estos programas nos permite dar mayor sentido y fuerza a nuestro lema ‘Un espacio para crecer’”, concluyó Henríquez.