Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

“(Proyecto del gas) podría tener no sólo ‘letra chica’, sino que errores conceptuales de fondo”

– El parlamentario cuestiona parte de la solución planteada, argumentando que “no es posible que el Estado le esté vendiendo a una empresa industrial el gas más barato que lo que se lo va a vender a la gente con el subsidio incluido”.

Por La Prensa Austral domingo 7 de agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
39
Visitas


El diputado independiente Miodrag Marinovic reiteró su cautela frente al anuncio del proyecto de ley que fijará la tarifa del gas en Magallanes, argumentando que podría contener “no sólo ‘letra chica’, sino errores conceptuales de fondo que, en definitiva, no asuman esta condicionante de que el gas debe ser entendido como un bien público de consumo”.

También alertó sobre qué precio se va a considerar el subsidio que beneficiará al sector residencial y a los pequeños y medianos empresarios.

“Aquí hay otro tema: ¿el subsidio respecto de qué se va a considerar? ¿Del precio de mercado, del precio de compra de Methanex a Enap o respecto del costo de producción más una utilidad de largo plazo?”, preguntó.
En cuanto a la carrera parlamentaria, dijo que mantendrá su condición de independiente y que no le dará “gusto a la galería”, en cuanto a un eventual enfrentamiento con Carlos Bianchi en las próximas elecciones senatoriales.
Prudencia en tema del gas

– Diputado, ¿en qué radica la prudencia con que usted ha reaccionado frente al anuncio del proyecto de ley del gas?
– “Todo el tema de tarificación del gas tiene que partir por reconocer que es un servicio público y entender que aquí no se nos está regalando nada, sino que nuestro gas tiene un costo de producción más barato que lo que en el fondo tiene en el resto del país y, por lo tanto, esperamos que esos dos elementos sean incorporados”.

– Pero de acuerdo a lo que se anunció, ¿el proyecto va en esa línea?
– “Por ejemplo, a mí no me parece que va en esa línea que los subsidios estén explícitos en las boletas. Acá lo que hay que aclarar es que nuestro gas es más barato de producir y lo que ha ocurrido acá es que nos han tratado de convencer de que aquí hay un subsidio.
“No es posible que el Estado le esté vendiendo a una empresa industrial el gas más barato que lo que se lo va a vender a la gente con el subsidio incluido”.

– ¿Cuál es el costo de producción en Magallanes?
– “En Santiago, el gas vale US$12 el millón de Btu (british thermal unit), es un gas que viene de Trinidad y Tobago, que sufre un proceso industrial de comprimido y que viene de miles, miles de kilómetros. Nosotros consumimos el gas que viene de Posesión, que viene por tuberías amortizadas, con costos bastante comprobados y con un costo de US$1,7 el millón de Btu.
“Entonces, nos complica la falta de una política de Estado respecto del tema del gas para con la población y todas las acciones apuntan a privilegiar los intereses privados respecto del uso para la población. Por ejemplo, primero: cuando hablamos de la matriz energética, de cambiarla por carbón para generar electricidad, el gobierno pretende que nosotros “internalicemos” tarifas más caras, pues es más caro producir electricidad con carbón o con energía eólica; segundo: hubo un protocolo de acuerdo para que las pymes ajusten su consumo de gas en un 5% y hoy día estamos viendo el cierre de la refinería de San Gregorio, donde Enap ha bajado su consumo violentamente para mantener en operación el único tren de Methanex. Entonces, acá se configura una serie de elementos donde el Estado nos está dando nuevamente señales de que está dispuesto a sacrificar, en cierta medida a la población, para poder atender y mantener intereses privados”.
– Sin embargo, en el proyecto se dejará establecido que el abastecimiento al sector residencial será preferencial sobre el industrial si se llega a un momento crítico y, aunque a usted le guste o no, también se aplicará un subsidio para privilegiar a la población.
– “Eso es lo anunciado. Yo llevo poco en política, pero la experiencia de mi trabajo es que muchas veces los anuncios distan de los hechos y prefiero esperar…”.

– ¿Podría haber “letra chica”?
– “Podría haber no sólo ‘letra chica’, sino errores conceptuales de fondo que, en definitiva, no asuman esta condicionante de que el gas debe ser entendido como un bien público de consumo. Y, ahí hay otro tema: ¿El subsidio respecto de qué se va a considerar? ¿Del mercado, del precio que compra Methanex a Enap o respecto del costo de producción más una utilidad de largo plazo?”.

– ¿Se va a alterar el precio actual que se aplica en Magallanes?
– “Eso es lo que no se sabe porque el ministro no ha dejado de hablar que ellos valoran el tema del precio de mercado y que debe haber un subsidio respecto de ese precio y eso para mí es inaceptable porque hoy día este ítem va a entrar en el Presupuesto de la Nación como una partida presupuestaria de subsidio que, el día de mañana, es absolutamente cambiable por cualquier gobierno o autoridad nueva. Nosotros necesitamos estabilidad y, para tener estabilidad, la ley que actualmente rige el gas en Chile ha reconocido que nuestro gas es un servicio público y, por eso, no entra a la tarificación nacional. Somos la única región que está exceptuada del precio de mercado es Magallanes porque se entiende que hay una realidad distinta y este gobierno no ha recogido esta situación histórica”.

– Entonces, cuando el ministro anuncia que se va a regular igual que otro servicio básico del país, ¿nos favorece o nos desfavorece?
– “No, para allá tiene que ir, pero tengo que ver el proyecto para pronunciarme. Pero, sin duda, alguna que tiene que tener una situación tarifaria bastante análoga a la que rige para la luz, el agua, etc..”.
– ¿Comparte las aprensiones del sector industrial respecto, precisamente, de que no se ha informado cuál será el precio aplicado a los consumidores sobre los 25 mil metros cúbicos mensuales?
– “Justamente, nada se ha dicho de eso y hay que esperar para ver cómo va a quedar eso. Hay muchas interrogantes y lo que sí está claro es que no hay voluntad del gobierno de subsidiar a los consumidores sobre los 25 mil metros cúbicos. Ahora, ahí hay colegios, hay industrias, comercios…”.

– Pero, parece que el discurso gubernamental ha tratado de dividir a la población, señalando casi como si se tratara de los ricos contra los pobres.
– “Cuando uno afecta a ese segmento (el empresarial), al final, igual se va a traducir en situaciones que afectará a la población. Si al Lider le aumentan la cuenta del gas, ¿qué es lo que va a hacer? Va a subir el precio de los productos que vende, porque no los va a subsidiar y lo va a pagar la gente. En definitiva, a quien le suban el precio del gas, siempre va a haber un efecto sobre la población”.

– La autoridad ha dicho que tampoco Magallanes puede pretender que no le suban el precio a nadie, pues hay que entender que hay poco gas.
– “Entonces, lo que hay que hacer es cerrar Methanex. Si hay poco gas, hay que cerrar Methanex inmediatamente igual como se hizo en Nueva Zelandia, país en que se paralizaron las plantas de la misma compañía hasta que no se comprobó que había un stock de gas suficiente para abastecer la planta y la población por un horizonte largo de tiempo”.

– El contra argumento es que, sin Methanex, el interés de los privados por invertir en la búsqueda de gas desaparece.
– “Eso es falso. Por dos motivos: más de la mitad de los ingresos que tiene la exploración proviene del petróleo, que no tiene ninguna relación con el gas ni con Methanex. El gran negocio de hoy en Magallanes no es sacar gas para abastecer Methanex, es sacar petróleo”.

– ¿Usted cree que es un discurso falaz?
– “Es un discurso que no comparto plenamente. El segundo tema es que, efectivamente, aún cuando no estuviera Methanex, nosotros como país podríamos armar una planta de comprimido pequeña para abastecer al norte del país y los santiaguinos, en vez de pagar los US$12 por millón de Btu, pagaran US$7 u US$8”.

– ¿Abastecer al norte desde acá? Pero, si no hay ni gas.
– “Pero, ¡cómo! Un tren de Methanex requiere 2,4 millones de metros cúbicos y la Enap gasta 1,5. Si sumas estos consumos, tienes 4 ó 5 millones. Con seis o siete millones de metros cúbicos, se puede abastecer una planta de comprimido. Entonces, si no estuviera Methanex, probablemente el Estado de Chile estaría pensando en hacer una planta de gas comprimido en Magallanes para abastecer parcialmente la zona central”.

– Entonces, su postura es que se debe esperar la redacción del proyecto que enviará el Ejecutivo.
– “Yo no quiero ni llorar de alegría por los anuncios, ni tampoco hacer una condena a priori”.