Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Pugna Goic – Morano tensa elección del presidente del Core

Resistir a los “poderes fácticos” y oponerse a que “una sola persona” escoja a las autoridades, designe los cargos del gabinete, incluidos las gobernaciones, y que ahora quiera también elegir al presidente del Consejo Regional.
[…]

Por La Prensa Austral martes 24 de junio del 2014

Compartir esta noticia
62
Visitas


Resistir a los “poderes fácticos” y oponerse a que “una sola persona” escoja a las autoridades, designe los cargos del gabinete, incluidos las gobernaciones, y que ahora quiera también elegir al presidente del Consejo Regional.
Así explicó el consejero regional del PPD, Marcelino Aguayo, el sentido de la votación de un bloque de la Nueva Mayoría a favor del DC Miguel Sierpe para que sea éste quien presida el Core.
“Que una sola persona concentre todo el poder es nefasto”, resumió Aguayo el sentir de quienes están detrás de la candidatura de Sierpe.
Es que, finalmente, la histórica votación en que, por primera vez, los consejeros regionales escogerán a quien presidirá dicho cuerpo colegiado se transformó en otro escenario para la soterrada pugna entre la senadora Carolina Goic y quienes quieren hacerle frente, encabezados por el diputado DC Juan Morano.
Esto llevó a que ayer quedara sin definir la presidencia del Core, pese a que hubo dos sesiones extraordinarias consecutivas y seis votaciones.
El próximo lunes se verificará otro acto eleccionario, en el que, probablemente, se pueda coronar la presidencia del Core.
Esto porque la ley plantea que “en caso de no elegirse presidente en la primera votación, ésta se repetirá hasta en dos ocasiones adicionales. Con todo, si no fuere posible elegir presidente en la sesión constitutiva del respectivo cuadrienio, dicha elección deberá realizarse, con sujeción a las normas señaladas, en la sesión inmediatamente siguiente, y así sucesivamente hasta que ésta se verifique. Con todo, el período de cuatro años se contará desde la sesión constitutiva indicada”.
Apoyo de la
Nueva Mayoría
Anticipando la lucha de fuerzas políticas que se registraría, previo a la sesión extraordinaria, el diputado DC Juan Morano, la recién elegida presidenta regional de la tienda falangista, Eugenia Mancilla, y los cinco consejeros regionales de la Nueva Mayoría que apoyan la opción de Sierpe se reunieron en la intendencia e inmortalizaron el momento con una fotografía para denotar todo el respaldo con el que cuenta éste tras más de 20 años como integrante del Core.
El propio Sierpe aludió implícitamente a esta lucha de poderes cuando, al justificar por qué él también votaría por sí mismo (yendo, incluso, en contra de lo que su madre la ha enseñado), planteó que él está dispuesto a presidir el Core sin estar bajo la tutela de ningún parlamentario, gobierno de turno ni poderes de otro ámbito, entendiendo que el Consejo Regional es una entidad autónoma que debe estar al servicio de los intereses de la región.
Presiones
Pero, el tenso ambiente también llevó a que Roberto Sahr, al momento de justificar por qué se iba a abstener en su primera emisión de voto, expresara su molestia por las presiones indebidas ejercidas para ganar adherentes a favor de una las opciones.
“Lamentablemente, esta elección ha generado roces y miradas torvas y eso no es bueno para este grupo y, por ello, rechazo las presiones ejercidas por personas ajenas a este consejo. A todos nos han llamado y a algunos han presionado y amenazado”, reveló Sahr.
Ríspoli, presidente accidental
La sesión extraordinaria Nº5 del Core fue encabezada ayer por el consejero Udi, Antonio Ríspoli, en su calidad de integrante del Core más longevo.
Esto llevó a que muchos bromearan con su cargo de “presidente accidental”. Otros, como Ramón Lobos, quiso fastidiarlo al referirse a él como “presidente designado” –aludiendo a la figura creada por la dictadura militar para asegurarse cupos en el Senado-. Esto fue inmediatamente corregido por Ríspoli, quien remarcó que estaba al frente del Core en su calidad de “presidente accidental”.
La normativa que modifica la Ley Nº 19.175 orgánica constitucional sobre gobierno y administración regional establece que, en primera instancia, la sesión constitutiva “será presidida por el presidente del Consejo, siempre que haya de continuar como consejero para el correspondiente período; a falta de éste, por aquel de los presentes que haya desempeñado más recientemente el cargo de presidente y, en último término, por el consejero en ejercicio de más edad”.
Pasadas las 15.30 horas, el asesor jurídico hizo lectura del artículo que explicaba la presencia de Ríspoli como presidente del consejo e, inmediatamente, se dio inicio a la sesión que tenía por primer punto en la tabla la elección del cargo de Presidente del Consejo Regional de Magallanes y Antártica Chilena.
Votación
La primera maniobra para forzar las definiciones fue el intento del bloque de la Nueva Mayoría pro Sierpe de que cada candidato a la presidencia se postulara a viva voz.
Instaló la polémica Aguayo, pero esto fue rechazado porque no constaba en la normativa y el fracaso del intento de forzar autoproclamaciones de candidatos fue una partida ganada por quienes estaban detrás de la opción del DC Nicolás Gálvez.
Así las cosas, Aguayo señaló que su votación por Miguel Sierpe obedecía a que la persona que conducirá a las comisiones y que quien dirigirá el pleno debe ser alguien con experiencia y trayectoria, la cual, en el caso de Sierpe, es superior a los 20 años.
“Miguel Sierpe encarna lo que hemos querido retratar para quién sea el presidente del Core”, afirmó.
El PC Dalivor Eterovic señaló que “es un desafío elegir al primer presidente, por lo que se necesita a una persona con experiencia, tanto en el Consejo Regional, como en temas políticos”, manifestando su opción de apoyar a Miguel Sierpe.
El consejero Nicolás Gálvez decidió abstenerse de votar, luego de que diera a conocer presiones políticas durante estas semanas previas a la votación.
Los otros consejeros que apoyaron en forma inalterable a Sierpe esgrimieron su condición de hombres y mujeres de izquierda, pero arguyeron que tenían la altura de mira y generosidad suficientes para inclinar sus propias opciones a favor de un DC, todo ello con la finalidad de que prospere el gobierno de Michelle Bachelet.
Por ello, emplazaron a Gálvez y a quienes lo apoyaron a mantener la unidad del pacto de gobierno.
Sin embargo, tras su primera abstención, Gálvez comenzó a votar por sí mismo y concitó el voto de sus correligionarios Ross y Soto.