Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Puma fue avistado en Avenida Frei y demandó intenso operativo policial

Felino intentó ocultarse en un sitio eriazo y luego escapó hacia el local de ferretería El Aguila, para perderse debajo de una pasarela.

Por La Prensa Austral sábado 9 de julio del 2011

Compartir esta noticia
121
Visitas


Alrededor de las 2 de la madrugada de ayer, el avistamiento de un puma en la Avenida Eduardo Frei, entre las calles Ovejero y Mardones, generó un intenso despliegue en el sector, movilizando a Carabineros y a personal del Servicio Agrícola y Ganadero (Sag). Por su gran tamaño, se habría tratado de un ejemplar adulto.

Las acciones se focalizaron en un sitio eriazo entre las mencionadas calles. Hasta allí llegaron tres patrullas de Carabineros y sus efectivos, provistos de linternas, los cuales descendieron a la parte más baja en busca del animal salvaje.

La Prensa Austral se hizo presente a través de su reportero gráfico Bernardo Balbontín, quien se internó a bordo de su station wagon Nissan Mistral en el área, primero por el sector más alto del lugar, frente a Avenida Frei, tratando de visualizarlo alumbrando con sus focos.

En un momento vio aproximarse la luz de la linternas de un carabinero, y al mover un poco su vehículo y enfocar los faroles dio con el felino, a no más de 8 metros del efectivo policial. Entonces, optó por llamar la atención del puma tocando la bocina, lo cual hizo que se desplazara en dirección hacia Avenida Frei.

Al momento de cruzar la calzada sería alcanzado levemente por un taxi que transitaba de sur a norte por la Avenida Frei, para proseguir su marcha en dirección hacia El Aguila Constructor. Allí trataría de saltar la reja del frontis, sin alcanzar a pasar e impactando muy fuerte contra ella.

En ese momento llegó una patrulla, y el animal prosiguió su huida, ingresando al sitio aledaño que da hacia el sur.
“Yo aceleré por El Ovejero, lo seguí en el auto y se tiró a un estero debajo de una pasarela que conecta al ‘Pueblo Hundido’ con la villa Cardenal Silva Henríquez”, continuó Balbontín.

Con posterioridad a ello, el animal sería visto subiendo al cerro por calle Mardones, lo cual llevó a que la búsqueda se focalizara después en el sector de la población Pampa Redonda.

Al final, el Sag en coordinación con Carabineros optarían por colocar una trampa de captura viva durante la mañana en un lugar discreto, para que tampoco sea extraída.

Experto del Sag
El médico veterinario Nicolás Soto, encargado regional de Recursos Naturales del Sag, señaló que un testigo notificó a Carabineros de la presencia del puma, quienes a su vez llamaron al Sag para dar con el animal, contándose con la participación de colectiveros en la búsqueda.

Agregó que este tipo de avistamiento de felinos totaliza unos cuatro o cinco en los últimos años. Cada dos años hay una denuncia. La constante es que el animal efectivamente es visto por una o dos personas y tal como aparece, desaparece.

Estas incursiones dentro de la ciudad son excepcionales dentro de su conducta. Se acercan a la ciudad dependiendo como esté la regularidad de la nieve, entre junio y agosto.

Instó a que este tipo de hallazgo no se transforme en pánico, ni alarma, ya que normalmente suele ocurrir que esta época en los felinos se muevan en la periferia en horas de la noche o la madrugada. Esto no es raro, al tratarse de una zona casi periférica de la ciudad, a 300 metros del límite urbano, “por lo mismo, tratándose del invierno los animales bajan, y éste dio un pasito y vino a incursionar e ingresó a la ciudad”.

Como recomendación general, el profesional aconsejó no intervenir, ni acorralar al animal, y mucho menos tratar de tomarlo: “hay que darle los espacios e inducir para que retome su rumbo hacia la zona rural”. Estos felinos suelen ser tímidos y, pese a ser carnívoros, no revisten riesgos en términos generales.