Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Recrudecimiento de la marea roja amenaza a pescadores

Los registros de la toxina paralizante en Puerto Edén superan en un 8.000 por ciento el límite permitido.

Por La Prensa Austral viernes 4 de enero del 2013

Compartir esta noticia
285
Visitas


El recrudecimiento de los altos índices de marea roja en la Región de Magallanes, amenaza al sector pesquero artesanal. Es así que las autoridades prevén el cierre de nuevas áreas extractivas de bivalvos.

Ante el preocupante aumento en los niveles de veneno paralizante de los mariscos en aguas australes el Comité Regional de Marea Roja sesionó ayer de forma extraordinaria para dar cuenta a las autoridades regionales y representantes de la pesca artesanal sobre el posible cierre de nuevos sectores de extracción de este recurso por la presencia de la toxina que no mostraba niveles tan altos desde 2010.

En los últimos días las autoridades sanitarias han encontrado en diversos puntos marítimos de la región concentraciones de veneno paralizante superiores hasta en un 8.000% a los límites de seguridad reglamentados, como en Puerto Edén donde muestras de cholgas del sector Isla Carlos durante las últimas semanas alcanzaron hasta los 6.981 microgramos por cada 100 gramos de producto, determinando el cierre de dicho sector para la extracción y consumo de mariscos al igual que la totalidad del borde costero de Punta Arenas y la provincia de Ultima Esperanza y los sectores de caleta Clarencia, caleta Percy y bahía Inútil en Tierra del Fuego.

Ante esto, en la sesión extraordinaria del Comité de Marea Roja, la seremi de Salud, María Isabel Iduya, señaló a La Prensa Austral que el monitoreo del comportamiento de esta toxina continúa de forma constante por funcionarios de la seremi y de otras entidades como el Instituto de Fomento Pesquero (Ifop) y aunque es esperable en esta época del año “podría seguir moviéndose a otras direcciones y tendríamos que determinar el cierre de nuevos puntos de extracción”. En razón de ello, enfatizó el llamado a la comunidad para evitar mariscar en los sectores prohibidos “y por ningún motivo, aunque esté permitida la extracción de estos productos, se debe consumir un marisco si no ha sido analizado”, recordando que las altas concentraciones que se han registrado en los últimos días podrían llevar a una persona a la muerte en menos de 15 minutos sin la oportunidad de recibir asistencia médica.

Gobierno busca alternativas

Frente al duro golpe que la medida sanitaria podría significar para las faenas pesqueras, el intendente Mauricio Peña y Lillo, explicó que ante el posible cierre de nuevos sectores por este fenómeno natural se buscan alternativas para trabajadores que dan sustento a sus hogares mediante este tipo de faena, especialmente para los que en esta temporada se dedican a la extracción de ostión y huepo, planteando nuevos análisis en otros sectores a la espera que la marea roja no se encuentre en esos lugares y eventualmente incentivar el trabajo con algas.

A raíz de los sorprendentes niveles de la toxina paralizante alcanzados en diversas localidades de la provincia de Última Esperanza, el gobernador Max Salas explicó a este medio que “estamos expectante de los nuevos muestreos, a la espera de que el ostión no se vea afectado por marea roja, de lo contrario tendremos que buscar alternativas para apoyar a los pescadores artesanales que deberán esperar hasta marzo cuando comienza la extracción de erizo”.